Las irregularidades del fichaje de Antoine Griezmann a Barcelona habían sido investigadas y se había hasta dicho que el club podría perder el Camp Nou, pero finalmente todo quedó en una pequeña multa.

Finalmente, la decisión que tomó el Comité de Competición sancionará con 300 euros a la institución aunque el juez instructor, Juantxo Landaberea, haya pedido el cierre del estadio.

Antoine Griezmann festejando un gol con Lionel Messi

Según el medio español AS, la Federación declaró que las pruebas que fueron presentadas "no alcanzan para tomar decisiones de la gravedad del cierre del estadio". 

Lo que se definió es que el francés tenía conversaciones con los catalanes, pero Atlético Madrid no. Sin embargo, no se demostró que Griezmann haya firmado el contrato con los culés antes de salir de los rojiblancos, sino que ejecutó la cláusula de recisión y luego concretó con el blaugrana.

Antoine Griezmann en un partido con Atlético Madrid

"El pago de 300 euros, más allá de su carácter simbólico, no contribuirá a que el club sancionado y, probablemente, otros que puedan estar en la misma situación, adecúen su conducta", señaló el Comité.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Román de Antioquía

La Iglesia recuerda a San Román de Antioquía

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos

Comentarios