La vuelta al plano internacional, en éste caso en la segunda fase de Copa Sudamericana, luego de la injusta salida en el Repechaje de la Libertadores, le deparó a Banfield un compromiso complicado por varias circunstancias.

Representaba la segunda salida a escena del semestre tras el papelón de Copa Argentina frente a Lamadrid; lo ponía frente a un ignoto adversario (Boston River), lo que a veces puede resultar un arma de doble filo y, por si eso fuera poco, lo tuvo con varias bajas importantes, en especial la de su mejor individualidad: Darío Cvitanich.

Y si bien lo expuesto en Montevideo hace creer que está en condiciones de revertir la situación, la realidad indica que el Taladro no jugó bien y terminó cayendo por 1-0.

La derrota y el hecho de no convertir constituyen dos elementos peligrosos de cara a la revancha del próximo miércoles en el Florencio Sola, la que deberá ganar por dos tantos para acceder a la siguiente ronda.

El campo del Centenario aguantó bastante a pesar de la intensa lluvia caída. Esto, sumado al fuerte viento hizo que el juego estuviera cargado de imprecisiones. Banfield se afirmó mejor, esperando bien plantado a un rival sin luces y contragolpeando cada vez que la situación se lo permitía.

Así logró llevar un par de sustos a la valla de Falcón, quien si bien no tuvo trabajo, observó como un cabezazo de Cecchini (en el punto penal y libre de marcas) se perdió junto al poste izquierdo.

Y luego como una media vuelta del Chelo Torres se fue por encima del travesaño. En tanto Arboleda fue testigo de una media vuelta apenas desviada de Robert Flores y de un derechazo cruzado de Winston Fernández.

En el complemento el césped empezó a mostrar las secuelas de las inclemencias meteorológicas. Igualmente los dos buscaron quebrar la paridad. Hasta que a los 21 minutos, Ergas aprovechó un centro de Âlvarez y con un zurdazo alto la clavó en el ángulo superior derecho del sorprendido Arboleda.

 
En un terreno que con el correr de los minutos se tornó imposible, Banfield fue por la igualdad, especialmente por lo valioso de ese gol de visitante, pero careció de las armas necesarias para romper el cerrojo de un equipo satisfecho por la mínima diferencia.
 
 
 
 

Comentarios

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos