Pese a que el partido se estaba disputando con pierna fuerte, como ya es costumbre en la Copa Libertadores, con el agravante de que eran dos equipos argentinos los que se enfrentaban; nada hacía vislumbrar que iba a tener algún episodio que rozara con el escándalo. Sin embargo, luego del tercer gol de River, anotado por Rafael Borré, la aparente calma dio un giro de 180 grados y todo se descarriló.

Tras el festejo del tanto del colombiano, que liquidaba el pleito, el cuerpo técnico de River había ordenado el reemplazo de Enzo Pérez para que ingresara Rodrigo Mora. Hasta ahí, nada anormal.

Pero cuando el mendocino abandonaba el campo de juego le hizo un gesto a Ricardo Centurión, moviendo la mano hacia atrás y hacia adelante, con la palma hacia abajo, como diciéndole: "¿Por qué no la pisás ahora?".

Naturalmente, la burla efectuada por el volante mendocino provocó la ira del jugador de Racing, que salió disparado con la intención de increpar al jugador "millonario", algo que ya estaban haciendo varios jugadores de Racing, encabezados por Licha López.

Del otro lado, los de River intentaban, sin suerte, frenar la desenfrenada carrera de Ricky, quien llegó hasta donde estaba Pérez y alcanzó a pegarle una patada en el trasero.

Quizás, el gesto del mediocampista riverplatense se pueda interpretar como una respuesta a un tweet que Centurión envió en pleno Mundial de Rusia, mientras el seleccionado argentino se enfrentaba con Islandia, en el que expresó: "Unas ganas de pisarla y encarar". Cierto o no, la actitud del mendocino estuvo fuera de lugar.

A todo esto, el ingreso de Mora se vio interrumpido y envuelto en una escaramuza que se desarrollaba sobre el lateral, delante de los bancos de suplentes, donde integrantes de ambos equipos se entremezclaban, algunos para separar y otros para hacer justicia por mano propia.

El árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar intentaba discernir cuál había sido el desencadenante de semejante lío. Tras consultar con su asistente número 1, Eduardo Cardozo, el juez decidió expulsar a Pérez, que ya estaba sentado en el banco con el buzo puesto, y a Centurión, quien ya se había resguardado entre sus compañeros, intentando evitar una tarjeta roja que indefectiblemente iba a recibir.

Pero esta no fue la única condena que recibió la actitud de Centurión, ya que el Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires denunció al futbolista por "Incitación a la violencia en espectáculos deportivos", según expresa el artículo 98.

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos