Tanto Ronald Koeman como Xavi Hernández cuando llegaron a Barcelona debieron depurar planteles desgastados por el paso del tiempo y la falta de títulos. Cuando el neerlandés tomó el mando, parecía que el destino del culé estaba volviendo a su cauce normal, pero comenzaron los problemas económicos, la ida de Luis Suárez, sumado al descontento de Lionel Messi que no terminó renovando y el fin fue un verdadero caso.

El reemplazo de Koeman fue Xavi, un hombre de la casa, que hizo una selección especial de su plantel, dándole mucha importancia a futbolistas de las divisiones inferiores del conjunto catalán. Todo ocurrió en el medio de la era post Messi, mejor jugador de la historia del club. 

En ambos casos hubo una serie de integrantes que se repitieron en la lista de prescindibles, pero hay uno en particular que no rindió bajos ambos mandos y se la pasó en la enfermería. Se trata de Samuel Umtiti, que encima acababa contrato y tuvieron que renovarle, hasta 2026, por una ficha menor para que no se vaya gratis.

Samuel Umtiti, el jugador más "odiado" por Koeman y Xavi.

Umtiti nunca encontró el nivel por el cual había llegado a la institución y perdió gran parte de su valor de mercado, porque casi no vio acción en muchos años. Es más, en ese transcurso de tiempo también se acortaron sus oportunidades hasta ser nulas en la Selección de Francia.

Todo eran malas noticias hasta que apareció un pretendiente desde la Premier League por Umtiti y es nada menos que Arsenal La idea de Mikel Arteta de contar con un futbolista experimentado en defensa, además del regreso de William Saliba tras una temporada brillante como cedido en el Olympique de Marsella. Las próximas horas serán clave para ver cómo se decanta todo.

Comentarios