Darío Benedetto celebró sus 32 años con su décimo gol desde su regreso a Boca en el mes de enero. El tanto sirvió para igualar el encuentro ante el Corinthians por la fecha 5 del grupo E de la Copa Libertadores pero, aún así, queda un sabor agridulce por lo sucedido durante el segundo tiempo y el poco tiempo adicionado por el árbitro uruguayo Christian Ferreyra.

"Creo que también es una vergüenza lo que pasa, más de doce minutos el partido parado y cuando adicionan, adicionan solo siete minutos. Ya es exagerado lo vergonzoso que es esto pero nosotros estamos tranquilos por el partido que hicimos, nada que reprocharse", declaró el Pipa aún enojado por el tiempo que hizo el equipo visitante cuando Boca había levantado su nivel y los pocos minutos dados por el colegiado charrúa. 

Benedetto destacó a la vez la gran labor del Xeneize de sobreponerse al gol de Corinthians para redondear un gran partido, a pesar de no poder llevarse los tres puntos: "Conforme, no por el resultado, sino por el partido que tuvimos. Creo que bajemos el partido todo nosotros. Un equipo que se vino a meter atrás cuando le quedo con uno menos peor todavía, nos costó entrar".

"El vestuario seguramente este bien, unido como siempre, porque sabe que más de lo que hicimos no podíamos hacer contra un equipo que en los últimos minutos se nos tiró atrás y no pudimos hacer el segundo" , remató Benedetto, que jugó los 90 minutos frente al Timão y pudo marcó su gol 55 con la azul y oro.    

Comentarios