El regreso de Manuel Neuer bajo los tres palos parecía darle a Alemania un motivo de alegría en la preparación de cara al Mundial de Rusia, donde el conjunto alemán sueña con el bicampeonato.

Sin embargo, a dos semanas de lo que será su estreno en la Copa del Mundo (juega el 17 de junio contra México), Alemania sumó un nuevo traspié en la etapa de preparación.

Austria fue el protagonista de un batacazo Mundial en la jornada amistosa, rompió con las estadísticas y logró vencer a los teutones por 2-1. Así, el equipo de Joachim Löw acumuló su quinto partido al hilo sin triunfos (tres empates y dos derrotas, ambas en fila).

En un encuentro que comenzó una hora y 45 minutos más tarde por una fuerte tormenta que azotó a la ciudad austríaca de Klagenfurt, los teutones rompieron el cero a los 11 minutos con un gol de Ozil tras un error garrafal del arquero rival, Siebenhandl.

Pero claro: Austria tenía otros planes para la jornada y en el complemento pegó oportunamente y dio vuelta el marcador. Primero llegó el empate desde los pies de Hinteregger, que sacó una volea espectacular para empardar la historia.

Y un rato más tarde, Schöpf apareció solo en el área sin marca y tan solo tuvo que empujarla para decretar el marcador final y darle un nuevo golpe a Alemania.