Un audio de Sandro Rossell, ex presidente de Barcelona, que decía que había conseguido un hígado para Eric Abidal en el mercado negro, desató un verdadero escándalo en España y en el mundo del fútbol.

Tras esas escuchas, Abidal no se quedó callado y salió a defenderse a través de las redes sociales con un emotivo mensaje. "Con la publicación de esta imagen quiero pedir respeto hacia mi primo Gerard y defender su honorabilidad. Denuncio públicamente la actitud de algunos medios que siguen poniendo en duda la legalidad de una intervención que me salvó la vida ¡Basta ya!", expresó el francés en su cuenta de Twitter junto a una foto donde se lo ve acostado en la cama de la clínica al lado de su primo quien se encuentra sentado en una silla de ruedas.

Vale recordar que en 2011, los médicos le habían detectado un cáncer en el hígado. Y en 2012, ante una recaída, Abidal debió ser transplantado. Luego de la cirugía, Barcelona había revelado que Gerard, el primo del futbolista, había sido su donante.

Comentarios