A la espera de la decisión del árbitro, los simpatizantes de Boca que colmaron las tribunas se la pasaron cantando para "pasar" el momento lluvioso y frío de la tarde.

Pero otros, además de alentar, se trenzaron a golpes de puño y patadas. Depo fue testigo de una violenta situación, cuando el hincha que comenzó la trifulca le aseguró a otros fanáticos: "Yo paro en esta bandeja desde hace 12 años, a ustedes nunca los vi".

Se vivieron momentos de tensión y los agredidos se retiraron del lugar antes de conocerse la noticia de la suspensión definitiva.