Nicolás Tagliafico transita su cuarto año en Ajax y en este mercado de pases, a falta de minutos y consideración del técnico, esperaba poder salir para cambiar de aires y encontrar nuevos desafíos. No sucedió porque el equipo de Ámsterdam rechazó la oferta del Barcelona.

"En este momento que me llega una oportunidad irrechazable y no me dejan, noto que me decepcionan, entiendo que las situaciones no eran fáciles, que estamos en enero, pero al final nos termina perjudicando a los dos, tanto a mí porque no puedo lograr lo que yo quiero y al club, porque me retiene. Ellos me entendieron, tienen sus motivos pero es una lástima, siento que las oportunidades no se pueden dejar pasar y esta era una oportunidad única, poder ir a un club como el Barça, para mí era una oportunidad soñada y no me ayudaron, al fin y al cabo", explicó el argentino en diálogo con AS sobre sus sensaciones tras la decisión de los directivos.

El flamante campeón de la Copa América entiende que es un ciclo terminado, pero que siempre dio todo por su equipo. "Estoy hace cuatro años en el club y he jugado con la cabeza rota, con gafas protectoras, al 70%... yo decía que tenía hinchado el tobillo y me preguntaban si podía estar y yo decía que sí, que no estaba al 100% pero obvio, si me necesitas no te voy a decir nunca que no, lo he dado todo, cada vez que me pidieron, yo estuve. También afuera de la cancha, hubo buenas oportunidades y siempre me puse del lado de los intereses del club", aseguró.

"Siento que llegó un momento que uno conoce todo, conoce el club, sus compañeros, conoce al entrenador y sabe cómo se van a seguir dando las cosas y no me veía mucho futuro para jugar porque no hubo mucho cambio, no hubo nada diferente y por eso pensaba que si voy a pelear el puesto, prefiero pelearlo en otro lugar donde lo pueda competir, acá ya conozco todo, sé cómo va a seguir la cosa, el entrenador se decidió por otro compañero y tiene a sus preferidos, él toma la decisión y yo me entrené a morir, no veo cambio, por eso pensé que era el momento ideal para salir y el club no me lo permitió. Ahora ya está, ya se cerró la ventana de pases y cualquiera que me conoce y sabe especialmente la conexión que tengo con la hinchada, el afecto que me hacen sentir, lo que logré ya acá y mi carácter, saben lo que pueden esperar si tengo oportunidad de salir a la cancha con los retos que tenemos hasta junio", continuó.

Igualmente aseguró que se siente tranquilo y que su falta de minutos no se debe a una baja en su rendimiento y que sus días en el equipo de Lionel Scaloni lo dejaron en claro. "No es que no estoy jugando porque empecé a bajar el rendimiento, cada vez que entro, o meto un gol o hago alguna asistencia, lo noté también en la Selección, me siento que puedo rendir, no estoy falto de fútbol. Obvio no es lo mismo jugar todos los partidos que jugar cada cuatro partidos, pero sin embargo siento que los entrenamientos de la Selección estoy con mucha energía y es lo que más tranquilo me tiene, a pesar de no estar jugando lo necesario me mantengo en nivel, que es lo más importante", afirmó.

Comentarios