Brasil tenía la fiesta preparada. Después de 12 años, debido a la segunda guerra, tuvo el honor de ser la sede del cuarto Mundial de fútbol. Y su seleccionado parecía no tener rivales: 4-0 a México, 2-0 a Yugoslavia y un empate 2-2 con Suiza en la ronda inicial. Así clasificó a la fase final, que se trató de un cuadrangular, en el que se medirían 4 equipos, todos contra todos y el que más puntos sumaba sería el campeón. Venció 7-1 a Suecia y 6-1 a España. Solamente le quedaba un escollo: Uruguay...

La Celeste, ya consagrada en su país en 1930, tuvo un solo rival en la primera ronda y lo superó con holgura: 8-0 a Bolivia. Y en el cuadrangular final arrancó con un empate 2-2 con España, para luego ganarle de manera ajustada a Suecia 3-2, duelo que iba perdiendo y dio vuelta en el último cuarto de hora.

 

Ghiggia ya anotó el segundo gol uruguayo. Valía un Mundial.
El seleccionado Celeste, poco antes de comenzar el duelo con Brasil.
Jules Rimet le entrega la Copa a Obdulio Varela.
Ademir se retira llorando del estadio. Sus lágrimas eran la de todo Brasil.

Once gladiadores

Así las cosas, Brasil y Uruguay llegaron al partido decisivo, que al local le alcanzaba con una igualdad para levantar la Copa y festejar. Los brasileños armaron un carnaval desde los días previos. Se sentían campeones, los mejores. No había manera de que la Copa no se quedara en su país. Pero once gladiadores vestidos de celeste demostraron que sí...

Cuenta la historia que los diarios ya tenían su tapa impresa para la edición del día siguiente: "Brasil campeón", "La Copa es nuestra", eran los títulos (obvios) que nunca llegaron a verse en 17 de julio... En el Maracaná, todo era jolgorio, samba, alegría, risas, abrazos. Oficialmente hubo 173.850 espectadores, pero todos saben que se superaron las 200.000 personas, que colmaron el estadio porque no querían perderse "el partido", ni "la fiesta".

Jules Rimet, presidente de la FIFA, tenía hasta el discurso preparado para felicitar a Brasil, pero años después recordó que "no hubo guardia de honor ni música. Lo ubiqué a Obdulio Varela, le di un apretón de manos, le entregue el trofeo, la medalla y me fui...". Claro, ni el propio Rimet podía creerlo...

El partido

Luego de un primer tiempo en el cual el local chocó con el arquero Roque Máspoli, en el segundo pasó de todo. Brasil sacó ventaja a los 2 minutos con el gol de Friaça. La fiesta, en su máxima expresión en las tribunas. Y ahí empezó a jugar Obdulio Varela. Le reclamó al árbitro inglés Reader una posición adelantada, como para dejar en claro que no iba a rendirse.

Promediando la etapa, igualó Schiaffino tras jugada de Ghiggia y Uruguay se animó. Con el 1-1, Brasil era campeón, pero la Celeste tenía que ganar. Y a los 34, Alcides Ghiggia escapó por derecha y remató bajo, encontrando una débil respuesta del arquero Barbosa (que el resto de su vida cargó con esa culpa). Gol, 2-1 y Copa para Uruguay, para esos once leones vestidos de Celeste, que silenciaron el Maracaná, que dejaron llorando a 200.000 brasileños y también a miles de palomas sin salir de sus jaulas, preparadas de antemano, como parte de "la fiesta".


Justo un 16 de julio

El 16 de julio de 1950, Alcides Ghiggia marcó el gol más importante de su vida y de los uruguayos. Y el destino quiso que este héroe nacional muriera un 16 de julio. Sí, justo esa fecha, pero en 2015, se apagó su vida a los 88 años. Tal vez no fue una casualidad, sino que el destino quiso que esa fecha sea imborrable, como lo es.

Fue uno de los que logró silenciar el Maracaná junto al resto de sus compañeros de la Celeste, y muchos años después, en una entrevista a TV Globo, de Brasil, señaló que "solamente tres personas hicieron callar el Maracaná: Frank Sinatra, El Papa y yo...". Así de simple lo definió, como cuando tuvo que sacar su remate para el gol del triunfo en 1950.

"Unos años después, en realidad creo que muchos años después, tomé conciencia de la real magnitud de ese gol y de ese triunfo. En especial cuando empezaron a escribir libros sobre el tema", fueron sus palabras y agregó que "es un recuerdo muy lindo, porque conseguimos algo para nuestro país".

Ghiggia tenía 23 años cuando convirtió ese gol. Ya pasaron 70 y todo Uruguay lo sigue gritando. Era el segundo título Mundial.

Los de afuera son de palo

Antes del partido, los dirigentes de Uruguay se acercaron a los jugadores y, con resignación, quisieron dejarles en claro que ya estaban conformes con lo hecho hasta ese momento. "Ya cumplieron. Jueguen como caballeros y traten de no comerse más de cuatro goles...", fueron las palabras.

Pero en Uruguay, el "5" era el "Negro jefe": Obdulio Varela. Y él mismo les dijo a sus compañeros que "no piensen en toda esa gente que está en las tribunas; los de afuera son de palo. Este partido se gana con huevos en la punta de los botines". Y así fue nomás...

La canción de Jaime Roos

El músico y compositor uruguayo le canta un homenaje a los campeones del 50 y los menciona en "Cuando juega Uruguay". La canción, un "himno" en realidad, en su parte más conocida expresa: "Vamo', vamo' arriba la Celeste; Vamo', desde el Cerro a Bella Unión; Vamo',como dice el Negro Jefe, los de afuera son de palo, que comience la función...".

La síntesis

 

BRASIL 1

Barbosa; Augusto y Juvenal; Bauer, Bigode y DaniloFriaça, Ademir, Zizinho, Jair y Chico.

DT: Flavio Costa.

URUGUAY 2

Roque Máspoli; Matías González y Eusebio TejeraSchubert Gambetta, Obdulio Varela y Víctor Rodríguez Andrade; Alcides Ghiggia, Julio Pérez, Oscar Míguez, Juan Schiaffino y Rubén Morán.  DT: Juan López Fontana.

Goles en el segundo tiempo: 2m Friaça (B), 22m Schiaffino (U) y 34m Ghiggia (U).

Árbitro: George Reader (Inglaterra).

Estadio: Maracaná.

Público: 173.850.

 

Comentarios

Ver más productos

Marley publicó Kisse: el libro para niños y grandes

Marley publicó Kisse: el libro para niños y grandes

Día del niño: los cuentos de mujeres valientes

Día del niño: los cuentos de mujeres valientes

Regalos para el día del niño: las mejores opciones

Regalos para el día del niño: las mejores opciones

Día del niño con historia

Día del niño con historia

Eva Duarte: la biografía definitiva

Eva Duarte: la biografía definitiva

Día del niño: regalos solidarios

Día del niño: regalos solidarios

¡Todos los regalos para el día del niño!

¡Todos los regalos para el día del niño!

Frozen 2: para festejar el día del niño

Frozen 2: para festejar el día del niño

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

Ver más productos