Aquel Argentinos demostró que jugando a la pelota se podía conseguir el éxito. Cambió el concepto que hasta ese momento se tenía, que utilizando métodos violentos solamente se podía ser campeón. Lo consiguieron un grupo de jugadores talentosos que ingresaron en la historia grande del fútbol. Supo pasar a los primeros planos por su elegancia y calidad desde el juego.

Comenzó a armarse con la llegada del técnico Ángel Labruna en 1983. Angelito y luego Roberto Saporiti le brindaron al Bicho de la Paternal su primer título nacional que lo depositaría a conquistar la Libertadores. El arribo de José Yudica fue revolucionario, resultó ser el primer entrenador en consagrarse Campeón de la Primera División en tres equipos diferentes: Quilmes en el Metropolitano del ’78, Argentinos en el Nacional del ’85 y Newell’s en el Campeonato de Primera División 1987-1988.  Con el Piojo el Bicho lograría el segundo título local, después de batir a Vélez, por el Torneo Nacional.

El fútbol argentino, hasta 1984, puso de manifiesto de tener los mejores planteles a nivel Continental. Confirmaron esas condiciones Independiente adueñándose de siete Copas; Estudiantes de La Plata con tres; Boca, con dos y Racing con una. Apresaría el mismo título, Argentinos, una entidad humilde que había saltado a la fama gracias a la enorme figura de Diego Armando Maradona.

El Tifón de Boyacá confrontó por primera vez la Libertadores en 1985 y concluyó una campaña brillante. Había muchas dudas porque le tocó el grupo más complicado. En primera fase venció a Vasco Da Gama y Fluminense de Brasil.

En Semifinales tuvo que sortear un dificultoso escollo. Se clasificó a la final en un partido no apto para cardíacos. Contra Independiente en Avellaneda el único resultado posible era ganar. Si bien, con un juego fantástico, lo estaba alcanzando por 2 a 1 con tantos de Castro y Videla, descontando para el Rojo, Percudani. A muy poco para que finalice la batalla, el árbitro cobró penal para Independiente. Marangoni fue quien lo ejecutó y Vidallé se vistió de héroe y lo atajó.

El tercer cotejo se realizó en Paraguay y era la instancia definitiva, se jugó el 24 de octubre de 1985, hace 33 años. Lo esperaba el poderoso América de Cali. En el encuentro de ida, disputado en el Monumental, Argentinos venció por 1 a 0, con el tanto de Commisso. En Colombia perdió por el mismo marcador, con gol del argentino Ricardo Gareca.

El Defensores del Chaco, de Asunción de Paraguay, era el escenario que definiría la contienda. Finalizó 1 a 1 tras los tantos de Commisso y el Flaco Gareca. Sufrieron el alague y luego los tiros penales. Vidallé le atajó el último al chiquito De Ávila y el Panza Videla metió el de la victoria y recién después de semejante angustia el Bicho Colorado pudo coronarse Rey de América.

Alfredo Luis Di Salvo

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos