En los comienzos, la Copa Libertadores era una competencia que no resultaba atractiva, sobre todo, en los equipos argentinos. Hasta que Independiente ganó la primera en el año 1964, se produjo una revolución y los equipos empezaron a interesarse por el torneo.

Así fue que en 1966, los Millonarios alcanzaban la primera final y cayeron derrotados por Nacional de Montevideo y les quedó para siempre el mote de Gallinas.

Desde ese momento, se pusieron con firme objetivo ganarla. Peleó otra final en 1976, en esta ocasión contra el complicado Cruzeiro de Belo Horizonte. Empatados en los dos primeros encuentros debieron desempatar en un tercero, allí los brasileños no perdonaron y se quedaron con el título.

Siempre ocurrió en los años terminados en seis. Tras diez años, llegó la nueva chance. Antes el Bambino Veira, técnico de River, tuvo que hacer un relevamiento diferente. De aquel elenco poderoso de la temporada 85/86, se habían marchado la figura más rutilante, Enzo Francescoli y otro gran definidor que hacía jugar a la línea ofensiva: Luis Amuchástegui.

Por lo tanto, Héctor Veira encontró reemplazos eficientes: Antonio Alzamendi y Ramón Centurión. Con esas modificaciones obligado cambió la fisonomía del equipo, lo convirtió en un plantel mayor contragolpeador.

Además, el conjunto se encontraba fortalecido con jugadores que venía de consagrarse Campeones del Mundo en México, con la Selección Argentina, como Nery Pumpido, Oscar Ruggeri y Héctor Enrique, y sin perder el hambre de gloria.

También tenemos que mencionar que del mediocampo hacia delante contaba con profesionales de la talla de Norberto Alonso, y Juan Gilberto Funes. En esta oportunidad el rival a vencer era el intenso América de Cali, que contaba en sus filas a Julio César Falcioni y Ricardo Gareca. Los colombianos tenían la sangre en el ojo, ya que habían sido derrotados en la final del año anterior frente a otro equipo argentino: Argentinos Juniors.

La noche del 22 de octubre de 1986, hace 32 años, en el estadio Pascual Guerrero de Cali, era una caldera, y no cabía un alfiler. La recaudación superó el medio millón de dólares. América quería la Copa y River estaba dispuesto a no dejarse amedrentar.

Se jugó la primera final y los Millonarios golpearon fuerte, consiguieron un triunfo muy importante por 2 a 1, con tantos de Funes (Falleció a los 28 años, el 11 de enero de 1992, por un problema cardíaco, fue intervenido 4 veces y murió por una infección generalizada) y Alonso.

En el Monumental se impusieron por 1 a 0 con gol del Búfalo Funes. De esa manera se rompía el maleficio en su tercera final, logró levantar la Copa Libertadores y pudo concretar su sueño.

Comentarios

Ver más productos

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Ver más productos