El equipo volvió al trabajo el 3 de enero. Recién a las 72 horas él comandó las prácticas. Y desde "su" retorno, pasaron 12 días para que decida hablar siendo que era la voz más esperada por las salidas conflictivas de Emmanuel Gigliotti y Leandro Fernández, sumado a las declaraciones de personas que se manifestaron desde afuera pero que también formaron parte del mundo Independiente. Ariel Holan decidió que era el momento de dar la cara.

"Muchas veces se me atribuyen poderes divinos, o superpoderes. Y no es así. Lo que sí estamos tratando de seguir consolidando el equipo para tener el mejor posible. Es por eso que uno va trabajando en el mercado, en las altas y en las bajas. Vamos a conducir el equipo de Primera División, la Reserva y un Selectivo", arrancó diciendo el entrenador.

El entrenador del Rojo se vio venir los interrogantes y por eso no demoró en hablar de números. "Nosotros vendimos por 52 millones de Dólares, que con los bonos, puede alcanzar los 60. Y hemos invertido por 18. El Club es quien decide qué hacer con la diferencia. Nosotros sólo exigimos la inversión en equipamientos modernos y recursos para la infraestructura de entrenamientos de primer nivel".

A la hora de poner nombres propios a las consultas, el de Emmanuel Gigliotti fue el primero en aparecer. "Mi relación con Gigliotti siempre fue excelente, en lo deportivo. Yo no lo expulsé del club. El se fue para crecer como Rigoni, Barco y Meza. En cuanto a lo que dijo Ema o algún otro sobre mí, no me gusta polemizar. Prefiero dar vuelta la página", expresó. 

Enseguida aclaró: "No quisiera que se vaya Juan (Sánchez Miño), tampoco Nico (Domingo), y se los dije".

Ante la consulta sobre el rol que cumple su representante Fernando Hidalgo, quien acompaña al plantel a todos lados y estuvo en las prácticas cuando él se ausentó, el DT advirtió: "Para mí no cumple ningún rol. Hay que preguntarle a la dirigencia, que es la que pide asesoramiento para intervenir en las negociaciones, debido a su larga experiencia. Acá no vienen futbolistas porque los trae Hidalgo".

Por último le preguntaron que siente al ver que Iván Marcone, confeso hincha del Rojo, jugará en Boca. "Me encantaría que juegue en Independiente, pero ahora no se dio. Es un jugador sensacional, lo conozco hace mucho. A veces los tiempos no coinciden, ojalá llegue al club en algún momento".

Comentarios