Wilmar Barrios, finalmente, podría emigrar a Italia. Más precisamente, podría jugar en Roma. El colombiano iría a préstamo con la idea de que, luego de la finalización del mismo, que sería recién a mitad de año, el club italiano haría uso de la opción de la rescisión de contrato, que supera los 20 millones de dólares.

Habrá que recordar que cuando todo estaba "bien", se decía que por Barrios había cientos de ofertas pero que, ala hora de la verdad, no se realizó ninguna.

Comentarios