Desde hace un largo tiempo se discute si en el fútbol son compatibles dos "9" juntos. Tal es así que aún perdura la polémica del Mundial de Corea-Japón 2002, año en el que Marcelo Bielsa -por una cuestión de convicción- no se animó a utilizar a Gabriel Batistuta junto a Hernán Crespo ni siquiera en los momentos más adversos.

Algunos entrenadores consideran que dos centrodelanteros pierden sorpresa estancados dentro del área, mientras que otros entienden que se pueden adaptar si tienen características un poco más versátiles. En el 2018, Guillermo Barros Schelotto estaba enamorado del 4-2-3-1, sistema táctico que anulaba la posibilidad de utilizar a Darío Benedetto en compañía de Ramón Ábila, pero el arribo de Gustavo Alfaro podría darle vida a la chance de verlos juntos en el corriente semestre.

"Yo creo que son compatibles. Y son compatibles porque son distintos. Creo que no es imposible. De hecho, en mi cabeza tenía ganas de verlos juntos en el segundo partido, con Aldosivi. De acuerdo a las realidades físicas en la que estén, si pueden jugar un rato juntos, quiero verlos, para ensayar. Yo estimo que pueden ser compatibles, no digo que dos 9 no pueden jugar juntos. ¿Por qué no? Hay que ver si responden, si se entienden, si juegan en función del otro, de qué manera le llevamos la pelota. A cualquier defensa que le pongas a ellos dos, les generás problemas"

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos