El gremio que nuclea a los empleados de los clubes, reclama a la Asociación del Fútbol Argentino una "revisión" de la paritaria por la situación del país, y amenaza con parar todo el fútbol en dos semanas, justo en la fecha en que se va a disputar el encuentro entre Boca y River.

Al no tener ninguna cláusula gatillo, ni reapertura por tope inflacionario, el gremio ahora exige volver a negociar argumentando que las condiciones económicas del país cambiaron.

Uteyc tiene en plena vigencia con la AFA tres convenios colectivos, el de personal permanente de los clubes, el vigente con los inspectores, que son empleados de AFA y supervisan todos los partidos y un convenio con la "rama por reunión", que son los controles, los acomodadores y los que venden las entradas. Son los que trabajan directamente en el evento.

De todas maneras, Ramos se encargó de aclarar que, pese a este cortocircuito, la relación con AFA es "excelente" y que "nunca han tenido un problema, ni con la gestión de Grondona, ni con la del Chiqui". Es más, hablan de "sorpresa" por lo que sucede.