Las declaraciones de Juan Román Riquelme cayeron tan bien en la dirigencia de Boca que se dijo que el presidente Daniel Angelici se iba a comunicar con el máximo ídolo de la institución, para ofrecerle trabajar en el club y salir, desde lo futbolístico de esta situación.

Lo anticipamos anteriormente, Riquelme iba a ser la salida política que estaba buscando el oficialismo para llegar con alguna oportunidad de ganar las próximas elecciones en diciembre del año próximo.

Durante todo el día se dijo en distintos medios que Román iba a ser llamado, pero al cierre de esta edición, el celular de Riquelme no sonó y si así hubiera sucedido, desde el entorno del ex jugador confesaron que le dirá que "no" a cualquier ofrecimiento de Angelici.

Como explicamos, tener a Riquelme ahora en las filas del oficialismo, sería como "matar" al opositor más importante y que puede ser el comodín para que cualquier otro directivo opositor pueda ganar las elecciones.

En principio la idea era ofrecerle ser el entrenador. Pero tras las declaraciones que hizo para un canal, tomaron la decisión de darle el lugar de mánager o director deportivo para poder salir de esta difícil situación. Pero, evidentemente, el río está tan revuelto que nada parece claro.

Comentarios