En Boca los dividendos no eran equivalentes. Después de perder la final de la Copa Libertadores el margen de tolerancia se redujo de manera sideral, a tal punto que el sacudón por una nueva caída (inclusive en un partido de verano), podía ser mucho más fuerte que la satisfacción de una victoria.

En el ambiente del fútbol, en estas situaciones se estila decir que tenía mucho más que perder que por ganar. Y en ese contexto desalentador, se impuso ajustadamente (2-1) ante Aldosivi. En el tramo inicial del juego el Tiburón intentó adueñarse de la posesión. Sin embargo, los ataques tuvieron un andar cansino y carecieron de sorpresa en los metros finales. Distinto fue el accionar del Xeneize, que tuvo el balón menos tiempo pero fue mucho más punzante.

Mauro Zárate lo tuvo en dos oportunidades y no logró desnivelar, por lo que la apertura del marcador llegó en la tercera acción de riesgo: a los 19 minutos del primer tiempo Pablo Echeverría observó (erróneamente), un penal a favor del conjunto de La Ribera y Ramón Ábila cambió por gol.

Lejos de conformarse, antes de irse al descanso los dirigidos por Gustavo Alfaro ampliaron la cuenta mediante Zárate, que ofreció una definición exquisita. En el complemento la tendencia se alteró. Boca adoptó demasiado rápido el instinto de conservación y se olvidó de atacar, algo que le había dado réditos en los primeros 45 minutos.

Durante el primer cuarto de hora de esta etapa el Tiburón no mostró grandes virtudes para inquietar al ingresado Marcos Díaz, pero de a poco se fue animando hasta que apareció una jugada individual del dueño de casa para descontar: a los 20 minutos Cristian Chávez hizo una buena apilada y aprovechó un posterior grosero error de Julio Bufarini para poner el 2-1 transitorio. A partir de ahí crecieron los desaciertos defensivos de Boca, que complicó el triunfo por fallas individuales y colectivas.

Al margen de la necesidad de conseguir el trofeo que estaba en disputa, Alfaro tenía la obligación de seguir buscando el funcionamiento ideal debido a que la competencia oficial está a la vuelta de la esquina. Si bien ganó, ofreció algunos vaivenes en todas las líneas que generan preocupación a poco tiempo de empezar a jugar por los porotos.

Boca consiguió su primer triunfo en el verano. 

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos