Lo que era un secreto a voces, en la noche del viernes se transformó en realidad y Gustavo Alfaro arregló su contrato con Boca para ser el reemplazante de Guillermo Barros Schelotto. Lo que pareciera ser un "cambio de mando", también trae como consecuencia una rotunda forma de afrontar los encuentros y una filosofía de manejo de vestuario diferente.

El esquema

El mellizo paraba sus equipos con un claro 4-3-3, con un mediocampista de marca, dos interiores que colaboran tanto en la defensiva como en la ofensiva, dos extremos que no bajan a hacer relevos y una referencia de área. Fue así que el tándem Nahitan Nández-Wilmar Barrios-Pablo Pérez y Cristian Pavón-Darío Benedetto (o Ramón Ábila)-Sebastián Villa salieron de memoria, sobre todo en el último semestre. Alfaro es, a lo largo de su carrera, todo lo contrario.

Su estilo de juego es un firme 4-4-2 que no modificó en ninguno de los clubes en los que estuvo al mando. Incluso en su último paso por Huracán, transformó a Ignacio Pussetto de un claro extremo o segundo delantero a un carrilero por derecha que si tenía que bajar a cubrir la zona de su lateral lo hacía sin ningún tipo de inconvenientes. En ese sentido, a priori, se le genera un dolor de cabeza ya que no tiene jugadores típicos para plantear el esquema.

¿Definido?

Si bien en el arco y en la defensa cuenta con varios jugadores importantes y pareciera estar todo confirmado (¿Esteban Andrada; Julio Buffarini, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán -tiene chances de emigrar- y Lucas Olaza?) del medio para adelante se le complica para armar lo que considera un equipo firme defensivamente y efectivo en ataque. Es que, por ejemplo, por derecha solamente estaría el uruguayo Nández para hacer la banda, aunque el puesto original sea de volante mixto. Leonardo Jara y Buffarini, quienes son laterales por derecha, podrían adelantarse unos metros en el campo.

Por izquierda le sucedería algo similar con la particularidad de que son dos jugadores que, a uno se le termina el contrato y la compra del mismo es muy elevada (Edwin Cardona) y alguien que no tuvo continuidad con Barros Schelotto y está dispuesto a cambiar de aire (Emanuel Reynoso). Otro jugador, salvo que incorporen, no tiene en el actual plantel.

¿Resuelto?

En el doble cinco, todo estaría resuelto, siempre y cuando no se vayan jugadores habitualmente titulares (Wilmar Barrios, por quien llegarían ofertas y Pablo Pérez, sumado a la incógnita de saber qué será del futuro de Fernando Gago luego de padecer nuevamente una severa lesión). Además, le daría rodaje a varios chicos que suman un puñado de minutos (Chicco y Lamardo) y potenciaría a un Almendra que lo perderá en la pretemporada ya que disputará el Sudamericano Sub 20 con nuestro país.

"Mil" candidatos

Adelante, variantes son las que sobran. Si decide apostar por el doble 9, Benedetto y Ábila demostraron que pueden complementarse. Ahora, si quiere una referencia de área y uno por afuera, varios serán los que peleen por el segundo lugar: Cristian Pavón (si es que no emigra en el mercado de pases) pareciera ser inamovible, pero también está Sebastián Villa, de gran semestre. ¿Y Carlos Tevez, Mauro Zárate y Cristian Espinoza? El Apache correría de atrás en la consideración salvo que uno deje el club. El ex Vélez, en tanto, no sumó los minutos que pensaba y su rendimiento fue de mayor a menor, por lo que también está relegado. Espinoza, en tanto, se le termina el vínculo de préstamo y deberá volver a Villarreal de España.

Los históricos

Otro punto a saber de Alfaro al momento de asumir en el xeneize es su relación con los jugadores de mayor experiencia. En sus equipos, Lechuga siempre apuesta a tener jugadores de trayectoria en sus formaciones titulares. Por tal motivo, por ejemplo, a Huracán decidió llevar a Israel Damonte cuando había sido "colgado" en Estudiantes. ¿Cómo será la medida a tomar con, entre otros, Tevez, quien a priori no será de la partida?

Comentarios

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos