Esta vez no dirigió Mauro Vigliano y el rival no fue Independiente, pero nuevamente Racing descubrió la alegría en el punto del penal. Después de que San Martín de San Juan le empatara 2 a 2 un partido que ganaba cómodamente, la Academia sufrió y necesitó de las manos de Gabriel Arias para sellar su pasaporte a los octavos de final de la Copa Argentina. El arquero tapó los primeros dos remates de la serie y dejó servida en bandeja la clasificación a sus compañeros, que a diferencia de lo sucedido en los 90 reglamentarios, fueron contundentes y no la dejaron escapar. 

Asi como no hay recetas sin ingredientes, tampoco hay sistema sin jugadores. El rival parecería ser lo más importante para Juan Antonio Pizzi cada vez que debe planificar un dibujo táctico y de acuerdo a su visión, tiene bajo su ala a varios futbolistas capaces de adaptarse a distintas funciones. De lo contrario, el entrenador de Racing no variaría tanto en los esquemas. Evidentemente, en la mirada del técnico la conveniencia pasa por planificar el posicionamiento en función del adversario de turno, independientemente de su jerarquía o la divisional donde juegue. Contra San Martín de San Juan el ex delantero de Central y River optó por un 4-3-1-2 buscando, claro, un mayor grado de tenencia y restarles posibilidades de progresar en ataque a los cuyanos. El combo también contempló la idea de rodear mejor a Copetti, colocando a Orban de lateral a fin de clausurar el costado izquierdo y otorgarle otra libertad a Eugenio Mena, para que el chileno pueda dedicarse prioritariamente a abastecer con sus centros al 9.

La fórmula amagó con dar buenos resultados apenas empezado el partido, pues un centro del trasandino, en rol circunstancial de extremo zurdo, fue impactado por Melgarejo en las alturas y el frentazo del paraguayo dio en el palo. San Martín respondió con un remate de Campana que Arias mandó al córner y a los 33, tras una pelota parada ejecutada por Rojas, Mauricio Martínez gritó el primero de la noche, empujándola con cara interna en el área chica tras una cortina de Orban. La primera etapa fue intensa, en líneas generales bastante pareja y con escasas llegadas netas. La fórmula de aprovechar a Copetti terminó siendo rentable en el inicio del complemento, más precisamente unos minutos después de la entrada de Chancalay.

A poco de ingresar, el ex hombre de Colón desbordó por derecha, sacó el centro atrás y Copetti la mandó a la red desde el punto del penal. Sorpresivamente, Racing se quedó y se lo empataron en 2 minutos: Matías Giménez y Ezequiel Rescaldani le sacaron provecho a dos horrores defensivos y pusieron el asunto 2 a 2. En los penales, la intuición de Arias fue la llave que, por segunda vez en apenas unos días, le abrió a Racing las puertas de felicidad desde los doce pasos.

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos