Desde el domingo pasado, cuando la chance de contratar a Ricardo Zielinski empezaba a esfumarse, ya que el Ruso tendría decidido seguir en Atlético Tucumán, la dirigencia de Huracán comenzó a apuntar sus cañones a Leonardo Madelón, quien termina su vínculo con Unión el 30 de junio.

El entrenador, identificado con San Lorenzo, es del agrado de toda la CD y encajaría con el plantel del Globo, más cercano a las ideas de Gustavo Alfaro que de Antonio Mohamed, por ejemplo.

Ya hubo un par de reuniones con su representante, Cristian Bragarnik, y los números estarían casi cerrados. ¿Qué resta? Que Madelón se junte con el presidente Alejandro Nadur para charlar sobre el proyecto futbolístico y que, por supuesto, el DT termine de decidirse por no renovar con el Tatangue, algo que ya venía manifestando.

Una vez que se concrete lo del entrenador, en Huracán empezarán a evaluar quiénes siguen y quiénes no en el plantel, tras un semestre para el olvido.

Comentarios