San Lorenzo sufrió por demás en el debut de la Superliga. En un emotivo partido que terminó 2-2, mostró una pobre imagen a pesar de que reaccionó ante un Tigre que por momentos se lo llevó por delante. Logró remontar un 0-2 y por cómo se dio el partido, terminó sonriendo con el punto.

El elenco de Cristian Ledesma, por su parte, necesita los puntos como el agua para engrosar el promedio y ayer se quedó con bronca por no haber podido aprovechar de la mejor manera la ventaja de dos tantos que consiguió una ráfaga de buen fútbol. Desde los primeros minutos, el partido no tuvo momentos para la relajación, por parte de ninguno de los dos equipos.

Quien lo sufrió de entrada fue San Lorenzo, que comenzó dormido y con muchos problemas defensivos. Tanto que en seis minutos recibió dos goles y a los 11 minutos, el partido estaba 2-0 a favor del Matador.

A los 5, en un gol de otro partido, Lucas Menossi puso el 1-0 dejando sin reacción a Nicolás Navarro, con bastante trabajo en los 45 minutos iniciales.

Poco después, a los 11, el equipo del Pampa Biaggio sufrió otro golpe directo al mentón con el tanto de Federico González, tras una mala salida del fondo de Navarro.

Cuando todo parecía del dueño de casa, la visita, de a poco, empezó a asomarse con peligro al arco de Gonzalo Marinelli, que a los 18 le tapó un tremendo mano a mano a Nicolás Blandi, que comenzaba por aquellos minutos a tener un papel protagónico en el partido.

Es que el goleador del Ciclón, a los 25, marcó el descuento con suspenso, tras una demorada determinación para convalidar el gol por parte del árbitro Fernando Espinoza. La conquista le dio aire a San Lorenzo, que despertó tarde, pero despertó.

En los 10 minutos finales se animó y confirmó que tras un comienzo de partido para el olvido, podía llegar al empate.

A los 35, Nicolás Reniero aprovechó dos pifias de Ignacio Canuto y Marinelli, respectivamente y definió con tranquilidad, para poner la paridad en el marcador. El complemento no arrancó con el mismo ritmo.

Con varias marchas menos y cuidados intensivos en las defensas de ambos equipos, que sufrieron por demás en la etapa inicial, el partido se tornó en esta etapa más friccionado que jugado, lo que terminó siendo beneficioso para el Ciclón, considerando que sacó un buen resultado tras un comienzo muy poco prometedor, a pesar de que terminó un poco mejor que su rival.
Menossi marcó un golazo (Fotobaires).
El Matador comenzó con todo (Fotobaires).
Así lo grito Blandi el descuento parcial (Prensa San Lorenzo).