Y sí... Parece que a Temperley le hace bien irse de copas... Porque si bien aún no logra adaptarse a la B Nacional, al menos en la Copa Argentina el Celeste sigue haciendo historia. En Cutral Có, el Gasolero le ganó 2-0 a Argentinos y se metió por primera vez en los cuartos de final, donde espera por el vencedor de San Lorenzo y Estudiantes.

Tras debutar en la segunda categoría del fútbol argentino con dos derrotas (Gimnasia de Mendoza y Villa Dálmine), el panorama no era nada alentador para Temperley en la Copa, frente a un Bicho que llegaba con cierta cuota de confianza por su primer triunfo en la Superliga (ante Lanús).

Sin embargo, el carácter, la rebeldía y las ganas de reivindicarse del Celeste pudieron contra la experiencia y la jerarquía de ciertos jugadores de Argentinos.

Y ya a los 18, Leandro González puso en ventaja al Gasolero tras ganarle la espalda a Sandoval y definir prácticamente sin ángulo.

Dicho golpe resultó bastante fuerte para el Bicho, que pudo haberse ido al descanso con una derrota aún mayor de no ser por las pésimas definiciones de Wilchez (primero le entró mordido a la pelota y luego desperdició un contragolpe increíble).

En el complemento Argentinos evidenció un cambio positivo y por momentos olfateó el empate, aunque se topó con la lucidez de Castro.

A los 25, para colmo, sufrió el gol de Delgado (fusiló a Cháves), y a partir de ahí la historia ya parecía sentenciada.

Porque el Bicho se resignó ante un Temperley que conservó la presión y la intensidad hasta el final, y ahora se ilusiona con brindar por su primer triunfo en la B Nacional.

El Celeste tuvo que luchar incansablemente para quedarse con la victoria. (Foto: Twitter @Copa_Argentina)
Argentinos no pudo hacer prevalecer la diferencia de categoría dentro de la cancha. (Foto: Twitter @Copa_Argentina)
Temperley posa con el clásico cheque gigante que se le da al equipo ganador. (Foto: Twitter @Copa_Argentina)