Talleres, pasó esta noche a semifinales de la Copa Argentina, al vencer a Temperley por 2 a 1, en emotivo partido jugado en el estadio de Lanús, por cuartos de final.

El equipo cordobés ahora deberá esperar para conocer a su rival en la próxima ronda por el ganador de la llave entre Godoy Cruz y Tigre, que se jugará el miércoles 6 de octubre en el estadio Mario Alberto Kempes, de Córdoba.

El delantero uruguayo Michael Santos marcó un gol en cada tiempo para la victoria cordobesa ante el 'gasolero', que descontó por Facundo Rodríguez, cerca del final.

El éxito de Talleres se concretó en un encuentro vibrante y emotivo por el juego desarrollado por ambos equipos, que apostaron a constantes acciones ofensivas y con un resultado incierto hasta el final.



El partido contó con un marco especial por el centenar de socios que ingresaron por invitación de los dirigentes de Temperley, por el cupo habitual de allegados, después de que cientos de simpatizantes se acercaran al estadio Alfredo Beranger para brindar su apoyo al plantel 'celeste', con banderas y globos, en un colorido aliento previo al inicio del partido.

En tanto, desde el mismo inicio, ambos arqueros pasaron por situaciones apremiantes, siendo el conjunto cordobés el que estuvo más oportuno y preciso para definir en sus llegadas por medio de Santos.


La apertura la marcó arrojándose prácticamente sobre la línea del arco local, tras un desborde de Carlos Auzqui, cuyo centro rastrero dejó a mitad de camino al arquero Joaquín Papaleo (Pt 38m). Posteriormente, sobre el final de la primera etapa, el guardavallas Guido Herrera salvó a Talleres del empate, al cubrir abajo una entrada fulminante de Franco Díaz.

Al comienzo del segundo capítulo, Santos rubricó su muy buena noche, ya que en una arremetida le birló el balón a Gastón Bojanich, dentro del área local, y con un zurdazo 'envenenado' superó la resistencia de Papaleo (4m.).

Después de absorber el mal momento y con los cambios introducidos por el entrenador Fernando Ruíz, Temperley reaccionó con buen criterio y enorme empuje, lo que le complicó el partido a los dirigidos por Alexander Medina.

Así que no resultó extraño que el elenco del sur del conurbano bonaerense descontara por medio de un centro pasado para el ingresado Rodríguez, que conectó con un cabezazo hacia bajo que dejó sin chance a Herrera (38m.).

Es más una falta cometida por el ingresado Francis MacAllister en perjuicio de Facundo Pumpido no fue sancionado con el correspondiente penal por el árbitro Hernán Mastrángelo, muy cerca del final, lo que le hubiese dado una chance más a Temperley para poder llegar a la igualdad.

Comentarios