Talleres no necesitó de la Copa Argentina para "federalizar" su juego. En la última edición de la Superliga, la T rompió fronteras y, desde Córdoba, abrió el abanico para abastecer de fútbol a todo el territorio argentino.

Con la bandera de la posesión y de la ambición supo convertirse en el equipo sensación, a tal punto que en la temporada pasada se aseguró el repechaje de la próxima edición de la Libertadores.

Y si bien se inició un nuevo semestre en el que -entre otros- ya no cuenta con el entrenador que le dio una identidad, intenta sostener la idea que le dio réditos en los últimos años. Al parecer va en camino de conseguir su cometido, ya que este martes, en cancha de Colón, venció 2-1 a Midland y logró el pasaporte a los 16avos de final de la Copa Argentina, instancia en la que jugará ante el ganador de Central-Juventud Antoniana.Desde el inicio del trámite el conjunto cordobés trató de asumir el protagonismo, a tal punto que abrió la cuenta por la proyección del lateral derecho: a los 18 minutos, Leonardo Godoy emprendió una buena trepada por su sector y anotó el 1-0 transitorio.