En la época dorada de Boca, el mundo futbolero tenía en claro que el vestuario estaba dividido. Riquelme y Palermo, ídolos de la institución, tenían serias diferencias. Era tan marcada la brecha que los integrantes del plantel debían alinearse de un lado o del otro, siendo los "amigos de Román" o los "amigos de Martín".

Sin embargo, el actual vicepresidente del Xeneize no guarda rencores. Al contrario: se contactó con Claudio Morel Rodríguez (quien estaba del bando del Titán) para trabajar en las inferiores del Club de la Ribera.

Así lo confesó el ex defensor paraguayo, quien en diálogo con El Crack Deportivo señaló: "Ojalá se pueda dar de trabajar en inferiores, las ganas están, la intención también. Qué mejor que volver al club donde pasé seis años de mi carrera de manera espectacular, lo mejor de mi carrera, sería un honor poder volver al club. Todavía no hay nada firmado pero de mi parte estoy predispuesto, estoy preparado", inició su relato.

Y agregó: "Hablé con Riquelme hace un tiempo pero no hay nada firmado, solo consultó si tenía ganas de volver al club y no lo dudé, las ganas están. Me agarra el cosquilleo cuando me dicen de volver porque fueron seis años muy lindos y gracias a Boca jugué un Mundial con la Selección de mi país".

Comentarios