Más allá de las declaraciones públicas. Más allá de las ganas, muchas o pocas, que tenga hoy la dirigencia de Boca en el caso de la continuidad de Guillermo Barros Schelotto, hay una realidad que se fue mostrando de a cuenta gotas y hoy parece que ese vaso se terminó de llenar.

La charla de los mellizos en el estadio de Córdoba, donde perdió la continuidad de la Copa Argentina, no fue una reunión más. Fue una búsqueda de explicaciones. Y si realmente esto sucedió, entonces los entrenadores habrán comprendido que el mensaje ya no llega, no convence. Como se diría en el ámbito nacional y los problemas financieros, el jugador perdió la confianza del técnico.

A priori todo puede suceder. Pero los antecedentes en este tipo de cuestiones no son buenos. Cuando "algo" se fractura en la relación entre cuerpo técnico y plantel, en general sucede lo que quiere el plantel. Pero más allá de esto y más allá de la buena voluntad que pueda poner el jugador en el campo, si la táctica es equivocada, si la estrategia está errada, no hay voluntad posible. Se puede disimular uno, dos o tres partidos, pero no todo un proceso.

Desde la llegada de Guillermo a Boca, la situación casi siempre fue la misma. Un equipo que no convence y que sólo es salvado por sus individualidades y por sus momentos de inspiración. Se cuentan con los dedos de la mano los encuentros que Boca jugó realmente bien, en bloque. En general siempre dejó dudas, más allá de merecer la victoria.

Pero esta situación, como en cualquier otra, llega a su fin. Esa "suerte" depende demasiado de cómo se levante tal o cual jugador, por eso no debe sorprender la situación que el equipo vive. Pasaron los días, las semanas y los años y se sigue sin despegar, y con un plantel hoy, muy cotizado.

Guillermo Barros Schelotto enfrenta, a pesar del apoyo de Daniel Angelici, lo que podría ser su última semana en el club. Cuando el jueves enfrente a Cruzeiro, su continuidad dependerá de qué suceda en este encuentro, si pasa a las semifinales de la Copa Libertadores de América, o se manca en los cuartos de final, a pesar de ir con dos goles de diferencia a Brasil.

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos