Cuando Gonzalo Martínez salió de hacerse los estudios médicos para dilucidar la lesión que sufrió en el superclásico ante Boca, el Pity desbordaba optimismo.

"Ojalá pueda estar, no me lo quiero perder. Me siento mucho mejor, aunque todavía siento una molestia", había expresado el jugador. Sin embargo, los resultados arrojaron muy malas noticias para el mediocampista.

Gonzalo Martínez se lamenta porque no pudo continuar el superclásico donde comenzaba a ser figura indiscutible. (Foto Nahuel Ventura)

Martínez sufrió un desgarro de grado 1 en el bíceps femoral izquierdo y estará tres semanas sin poder jugar. Esta lesión, a menos que surja algún milagro, lo marginará del trascendental duelo de Copa Libertadores ante Independiente del martes 2 de octubre en el Monumental. 

Comentarios