Román Martínez se convirtió este lunes en el séptimo refuerzo de San Lorenzo, tras acordar su incorporación a préstamo por un año luego de un controvertido paso por Deportivo Morón, de la Primera B Nacional.

El futbolista de 35 años llega recomendado por el director técnico Jorge Almirón, quien lo dirigió con éxito en Lanús, y luego que el Ciclón fracasara en las principales opciones que tenía apuntadas para cubrir la zona media del equipo.

El experimentado mediocampista se hizo esta tarde la revisión médica de rigor y firmará un contrato que, según fuentes del club "azulgrana", tendrá un sueldo bajo y un plus por rendimiento, ya que viene de jugar apenas cinco partidos durante el último semestre con Morón, entidad de la que se desvinculó por diferencias contractuales referidas a la cotización del dólar.

"Espero que salga todo bien para firmar", declaró el ex Lanús en rueda de prensa antes de ingresar a la Clínica Rossi.

Consultado por la desconfianza que genera su contratación, el volante aclaró: "Me siento muy bien, el entrenador me conoce, sabe lo que puedo dar y yo creo que tengo mucho para dar"

"Pareciera que en el fútbol de hoy el jugador tiene que retirarse a los 33 años, que ya no puede jugar a los 35. Yo me siento pleno y confío mucho en mí. Lógicamente las palabras hay que dejarlas de lado y demostrar dentro de la cancha", completó.


Martínez, surgido de las inferiores de Morón, jugó en Arsenal de Sarandí (2003-2006), Tigre (2006-2008 y 2010-2012), Espanyol de Barcelona (2008-2009), Tenerife de España (2009-2010), Estudiantes de La Plata (2012-2015) y Lanús (2015-2018).

Comentarios