Los hinchas de San Lorenzo más supersticiosos, en este momento, deben estar pensando en visitar al Papa, para que el Sumo Pontífice -reconocido fanático del Ciclón- bañe con agua bendita al plantel. Esto se debe a que las novedades, en la corriente pretemporada, sólo llegan con un tinte negativo.

En el entrenamiento del lunes, Nicolás Blandi disputó una pelota con el juvenil Jonás Acevedo y sufrió un esguince del ligamento colateral medial de la rodilla derecha. Ese mismo día, pero en horario vespertino, Nahuel Barrios padeció un accidente doméstico que le impidió trabajar con normalidad en el ensayo de este martes, con el agravante que se realizó exámenes médicos que determinaron la misma lesión que el atacante: esguince del ligamento colateral medial, pero de la rodilla derecha. En consecuencia, ambos estarán entre dos y tres semanas fuera de las canchas.

De esta manera, Blandi y el Perrito se suman a la extensa lista que aparece en enfermería, teniendo en cuenta que Sebastián Torrico, Fernando Belluschi, Franco Mussis y Lautaro Montoya están en un proceso de recuperación.

Le bajaron el pulgar

Valentín Viola, el único futbolista que llegó en el receso veraniego, tuvo poca continuidad en su primer semestre. Por este motivo, Claudio Biaggio le notificó que no será tenido en cuenta para la próxima temporada, por lo que en las próximas horas buscarán llegar a un acuerdo para confeccionar la rescisión de su contrato.