Cuando la mente está puesta en otro lado, es difícil abstraerse. Y a River le pasó eso en una noche para nada Feliz. A la espera de lo que pasará con la final superclásica de la Copa Libertadores, el Millonario no estuvo en sintonía y se quedó en las puertas de la final de la Copa Argentina: tras igualar 2-2 en los 90 minutos, un inteligente Gimnasia (que ya venía de eliminar a Boca) festejó un triunfazo desde los once pasos y lo sacó de la Copa. Para el elenco de Marcelo Gallardo, un golpe durísimo para la ilusión de quedarse con el tricampeonato en el certamen y clasificar a la Libertadores del año que viene, en la que solamente le queda una vía que está en modo espera: ganarle la finalísima a Boca, si es que se juega. ¿La definición del certamen federal entre el Lobo y Central? El próximo jueves 6 de diciembre en Mendoza.

Errores de arco a arco

Con el 4-1-4-1 que iba a apostar para el sábado en el Monumental contra Boca, el conjunto de Núñez intentó hacerse con el control de la pelota con su mediocampista poblado. Pero en un primer tiempo peleado y sin un claro dominador, poco y nada pasaba. Sin embargo, la figura de un protagonista que el Millonario necesitaba para desequilibrar el pleito como Gonzalo Martínez y la floja respuesta de Alexis Martín Arias le dieron la apertura del marcador a los de Gallardo. El Pity apareció con un zurdazo de tiro libre y, gracias a la pésima respuesta del "1" platense, clavó el 1-0 para el delirio de los hinchas millonarios.

Sin embargo, la ventaja solo duró 4 minutos. Y con un error garrafal desde el otro arco. Es que, tras un remate de Víctor Ayala, Franco Armani cometió un fallo inexplicable y le dejó completamente servida la pelota a Lorenzo Faravelli, que solamente tuvo que empujarla para igualar el partido.

Aunque antes del descanso, el Lobo se quedó con uno menos por la expulsión de Ezequiel Bonifacio. Y los de Gallardo lo aprovecharon al comienzo del complemento. Porque Ignacio Fernández asistió con un pase preciso a Lucas Pratto y el Oso hizo lo que mejor sabe hacer: la peleó, aguantó y definió por abajo para marcar el 2-1.

El trámite parecía ser favorable para el club de Núñez en La Feliz. Pero, una vez más, el desarrollo tuvo un giro de 180 grados, un tanto polémica. En la ejecución de un córner favorable para el conjunto tripero, Javier Pinola le metió un puñetazo a Maximiliano Coronel y se fue expulsado sin chistar.

Y el elenco de Pedro Troglio se envalentonó y consiguió el empate, mediante un cabezazo certero de Santiago Silva que venció la resistencia de Armani para llevar todo a los penales.

Y desde los once pasos, Jonatan Maidana se transformó en el villano inesperado: mandó su penal a las nubes para que Gimnasia tenga su noche heroica. Y con un River que perdió la posibilidad de llegar a la final de la Copa Argentina y se quedó con una única chance para clasificar a la próxima Libertadores: vencer a Boca en la batalla postergada.

El Pity Martínez fue quien abrió el partido con un gol de tiro libre. (Fotobaires)
Silva anotó el gol del empate que llevó la serie a los tiros desde el punto penal. (Fotobaires)

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos