Con lesiones y ausencias por convocatorias, River dio una muestra de carácter en el Sur. El equipo de Marcelo Gallardo derrotó por 1 a 0 a Banfield en el Florencio Sola y se mantiene como líder absoluto del campeonato. El Millo consiguió su quinta victoria en forma consecutiva y ya piensa en lo que será el choque con San Lorenzo y, más tarde, el duelo clave ante Talleres. El Taladro, en cambio, sigue sin poder encontrar el rumbo y ahora deberá visitar a Lanús en el clásico.

El inicio del partido fue intenso y con intentos de ambos en las dos áreas. Ya al minuto de juego Rollheiser probó desde lejos a Altamirano, y en la jugada siguiente ni Enrique ni Cruz pudieron puntear debajo del arco un centro venenoso de Coronel. Pero en medio de las oportunidades desperdiciadas, fue el Millonario quien logró romper con la paridad con algo de ayuda. 

A los 17 minutos Agustín Palavecino sacó un remate de media distancia y el arquero banfileño lo tapó dejando un largo rebote que Federico Girotti aprovechó a la perfección. El delantero de River se fue mano a mano, metió pisadita para dejar al 1 sentado en el piso y le pegó al arco. Si bien la pelota no tenía destino de gol, en su afán por despejar Gustavo Canto se la llevó por delante y anotó en contra para que los de Gallardo pasen al frente en el marcador. 

En lo que restó de la primera parte se repartieron el dominio pero sin lograr ser efectivos. De todos modos, la más clara que tuvo el Taladro fue con un tiro libre de Urzi que Bologna manoteó al corner.

Ya el segundo tiempo fue completamente distinto. El equipo de Sanguinetti, con la necesidad de ir a buscarlo, le robó la pelota a River y se plantó a jugar en campo rival buscando conseguir el empate. Con presión alta y algunas apariciones de Cuero por el sector derecho Banfield contó con algunas oportunidades, pero no supo cómo resolverlas en los metros finales frente a un Millonario que se plantó a jugar de contraataque. 

A los 21 se dio una polémica en el Florencio Sola. Peña Biafore cabeceó un corner de Palavecino, pero tras impactar la pelota Altamirano llegó tarde y se lo llevó puesto en lo que era un claro penal a favor del conjunto visitante, aunque Yael Falcón Pérez continuó con el juego.

Los del Sur estuvieron muy cerca de lograr el empate con un remate de Álvarez que pegó en el costado de la red de Bologna, y aunque no tuvieron efectividad a la hora de rematar al arco amenazaban constantemente el triunfo parcial de un River que prácticamente no podía salir del fondo. Pero las buenas apariciones de Jorge Carrascal hicieron que la visita lograra avanzar algunos metros en el campo de juego contando con un par de oportunidades de media distancia, aunque sin efectividad. 

Sin embargo, a pesar de sufrir hasta el final River se terminó llevando un triunfo clave del Florencio Sola para seguir siendo el líder del campeonato.

Comentarios