River generó, pateó y terminó festejando por un gol en contra. En un duelo que se tornó complicado el Millonario sacó una luz de ventaja gracias al gol en propia puerta de Emiliano Méndez para imponerse por la mínima diferencia ante Arsenal en el Monumental y prenderse en la parte alta de la tabla.

Con este triunfo el equipo de Marcelo Gallardo quedó como único escolta de Talleres a dos puntos de distancia y sigue soñando con coronarse a nivel local. Los de Sarandí, en cambio, llevan nueve sin ganar y seis sin convertir.

El primer tiempo fue de mucho ruido, pero pocas nueces. El Arse se replegó bien en su campo y cedió pelota y terreno para que los del Muñeco manejen el encuentro a gusto y piaccere. Fiel a su estilo River tuvo el control del juego con Enzo Pérez como eje central en el inicio de cada acción ofensiva.

Con la velocidad de De La Cruz y las gambetas de Carrascal parecía tener chances claras de gol en cada aproximación, pero la realidad fue que cada vez que el Millonario se acercó al área rival se terminó diluyendo.

La primera chance clara llegó a los 12 minutos del primer tiempo cuando Julián Álvarez encontró una pelota cerca de la medialuna y sacó un remate a colocar que Gastón Benavidez despejó con la cabeza en la línea, mientras Medina se estiraba solamente para la foto.

Agustín Palavecino trató de romper la modorra en un par de oportunidades con otros disparos lejanos, pero sus remates se fueron siempre desviados.

Pasada la media hora Benjamín Rollheiser tuvo una de las chances más claras de la noche de Núñez. El joven atacante metió un recorte desde el borde del área y sacó un zurdazo que se estrelló en el ángulo derecho de Alejandro Medina, que respiró profundo.

La única chance que tuvieron los de Sarandí en el primer tiempo llegó a los 37 con un bombazo de Julián Navas a la salida de un tiro de esquina. Armani, sin problemas, se quedó con el disparo.

La Banda siguió con la misma tónica en el complemento, pero seguía sin poder tener claridad cuando ingresaba a un área que, vale decirlo, estaba repleta de piernas azules. La Araña tuvo la apertura del marcador en los primeros instantes luego de una buena acción colectiva, pero Papa lo trabó justo.

Con el correr del tiempo River entró en desesperación, pero a la media hora de juego llegó la calma. Matías Suárez condujo y abrió para el desborde de Angileri desde el sector izquierdo.

El ex Godoy Cruz lanzó el centro para Álvarez, pero en su afán de que el 9 no la toque Emiliano Méndez la terminó punteando y la metió en su propia puerta para que el Millo pueda festejar el 1-0.

Los minutos finales River lo manejó con tranquilidad. Cuidó la pelota y se mantuvo lejos del arco de Armani para no poner en riesgo el triunfo. El reloj transcurrió, el tiempo se consumió y el Millo logró un triunfo clave para seguir luchando por el campeonato.

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos