Fiesta y delirio total. River se consagró campeón del torneo local, Marcelo Gallardo completó el único título que le faltaba conseguir al frente del "Millonario" y los hinchas tuvieron una noche especial en el Monumental. 

El seguidor "Millonario" vivió, a lo largo de todos estos últimos años, una fiesta de títulos, tanto nacionales como los más importantes, los internacionales. Tocó el cielo con las manos en 2018 al ganarle a Boca la final de la Copa Libertadores en Madrid, pero no dejó de festejar luego del título más importante en su historia. Este jueves por la noche, con la chance de sumar su segundo título en este 2021 tras la Supercopa, la gente colmó la cancha. La impaciencia se hizo presente y, muchas horas antes del partido, el hincha de River dijo presente en las adyacencias del Monumental, porque no podía esperar más para acomodarse dentro del estadio y prepararse para lo que podía ser una noche especial. 

Y a los 31 minutos, con el gol de Agustín Palavecino, toda la gente en el estadio festejó el primer gol de la noche, que significó estar un pasito más cerca de la Liga Profesional. La fiesta fue total, y no faltaron los típicos cantos en contra de su eterno rival, haciendo mención a la final ganada en el Viejo Continente. Obviamente, también hubo gritos para cada uno de los históricos del plantel. No faltó el "Olé olé olé, Ponzio Ponzio", por el volante que tuvo que ser titular luego de mucho tiempo, en reemplazo de Enzo Pérez, otro ovacionado.

Pero si hay que medir las ovaciones que se dieron anoche en el Monumental, sin dudas la mayor se la llevó Marcelo Gallardo. El Muñeco, el emblema de todo lo bueno que le pasó a River desde que llegó, y que ya es el mejor técnico en la historia del equipo de Núñez. Una noche más que especial que vivió el hincha, a pura emoción y con una goleada acorde a lo que fue el equipo, una auténtica máquina.


 

Comentarios