Son dos piezas claves en el once de River y Marcelo Gallardo espera por ellos. Se trata de Franco Armani y de Matías Suárez, que se recuperan de sus respectivas lesiones, más allá de que sólo uno de ellos podría estar presente el miércoles ante Newell's.

El que más chances tiene de jugar en Rosario es Armani, quien ya está mejor de su sinovitis en la rodilla, sufrida en un entrenamiento en Venezuela durante la convocatoria a la Selección Argentina. La zona no está inflamada ni sufre molestias y, por eso, el Muñeco es optimista en poder contar con él. 

Distinta es la situación de Suárez, que parece estar más afuera que adentro. El delantero también sufre una sinovitis pero, a diferencia del arquero, sigue con dolores y molestias en la rodilla. Por lo tanto, sus chances de jugar son muy remotas. 

Por lo pronto, Gallardo espera por el regreso de Paulo Díaz, que todavía no regresó de su convocatoria para la triple fecha de Eliminatorias con Chile. El defensor fue titular en los tres partidos con la Roja, aunque ante Colombia y Brasil salió promediando el segundo tiempo

Comentarios