En las últimas horas, Juan Román Riquelme aprovechó la victoria del Superclásico ante River para aparecer en escena públicamente y hablar con los medios. Sin embargo, este lunes el ídolo de Boca se topó con una noticia que lo pone en aprietos en la justicia.

¿Qué ocurre? La titular de la Fiscalía especializada en Eventos Masivos de la ciudad de Buenos Aires, Celsa Ramírez, pidió la elevación a juicio oral de la causa contra el vicepresidente del Xeneize y su hijo Agustín por violación de los protocolos de aislamiento social en la pandemia de coronavirus.

La justicia porteña investiga a los Riquelme por la presencia de Agustín en un palco de La Bombonera durante el superclásico ante el Millonario del 14 de marzo pasado, 48 horas después de arribar de un viaje a Cancún, México.

De acuerdo a los protocolos establecidos por las autoridades nacionales, el hijo de Riquelme debía permanecer en aislamiento social los siete días posteriores a su llegada al país, restricción que violó con su asistencia al partido.

Agustín Riquelme regresó de un viaje de egresados en un vuelo con 44 estudiantes contagiados de coronavirus, que también fue abordado por Nicanor Santilli, hijo del vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, y de la periodista Nancy Pazos.


Juan Román y Agustín Riquelme fueron imputados por infracción a los artículos 202 y 205 del Código Penal y por omitir recaudos expresos del Código Contravencional.

El primer artículo estipula que "será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas" y el segundo dispone "una prisión de seis meses a dos años para el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

Comentarios