El clima en el mundo San Lorenzo no es el mejor. A pesar de que Jorge Almirón llegó hace poco al club en reemplazo de Claudio Biaggio, el entrenador está muy molesto con la dirigencia azulgrana, quienes no consiguieron la cantidad de refuerzos solicitados por el Comandante para el inicio de la pretemporada. Por eso, para evitar que el conflicto aumente en dimensiones, Matías Lammens y Marcelo Tinelli, presidente y vice respectivamente del club de Boedo, viajaron especialmente a Porto Alegre, donde el plantel está realizando la puesta a punto, y se reunieron tanto con el técnico como con los jugadores.

A Lammens, consiente de que están en deuda, no le tembló el pulso para afirmar que "Almirón está muy contento por como está trabajando el plantel. Pero todos sabemos que nos faltan refuerzos. No vamos a buscar apuestas. Es un mercado raro. Creemos que nos faltan por lo menos dos refuerzos que lleguen para jugar. Sin duda un delantero por afuera que el plantel tiene poco y algún volante interno".

Continuando con el tema refuerzos, y opinando acerca de la frase de Almirón respecto a las chances de ganar la Libertadores, dijo: "Me parece que lo que quiere armar Jorge es un plantel que sea más fuerte, y nosotros creemos que es una observación correcta, compartimos este criterio, y por eso estamos dispuestos a hacer el esfuerzo económico".

Desmintiendo deudas con el plantel, Lammens explicó que "si no estuvieran al día la reunión con los referentes hubiera sido en otros términos y no como fue", y habló también sobre las críticas que recibió en las redes sociales la semana pasada: "Yo entiendo que puede haber gente en el club que esté disconforme, y seguramente eso tiene expresión después en las urnas. Nosotros venimos de hacer una elección hace dos años de más del 88% de los votos. Yo tengo la cabeza puesta cien por ciento en San Lorenzo. Que me vengan a marcar errores me parece absolutamente sano".

Comentarios