Buena parte de los aficionados por el deporte más popular del mundo se distraen con la final de la Copa Libertadores. Los medios televisivos, radiales y gráficos le brindan gran espacio al encuentro que jugarán River y Boca en Madrid. Pero mientras el foco de atención se sitúa en la capital española, Racing -silbando muy bajito y en silencio- se afirma cada vez en la cima de la Superliga.

Es que la producción del conjunto de La Academia mejora en cada fin de semana, a tal punto que ayer alcanzó uno de los picos más altos del semestre: con mucha personalidad, venció 3-1 a Talleres en Córdoba, una provincia que habitualmente suele incomodar a los grandes del fútbol argentino.

A la hora de estipular los objetivos para la corriente temporada, la Libertadores era el mayor objetivo del conjunto de Avellaneda. La estadía en el certamen internacional no duró tanto como se esperaba, pero el duro golpe frente al Millonario fue asimilado de buena manera.

Lejos de generar un bajón anímico, potenció a un plantel que a partir de ese momento entendió que debía apuntar todos sus cañones al ámbito doméstico. Fue así que empezó a ganar de manera sistemática, despegándose en la tabla de posiciones y mirando cada vez desde más arriba a sus competidores, que lucen dubitativos.

En ese contexto, pese a haber perdido dos unidades en la presentación anterior frente a Banfield, Racing llegó a Córdoba en estado de gracia. Y no dudó en traducirlo en el marcador de manera inmediata: a los 2 minutos desniveló Ricardo Centurión y a los 23 Lisandro López amplió su grato presente al aumentar la cuenta desde los once pasos.

Lejos de conformarse con la ventaja, en el complemento el conjunto visitante siguió mostrando una versión auspiciosa. Como premio logró convertir el marcador en goleada, ya que Licha volvió a vulnerar a Guido Herrera con una definición diga de remarcar.

La diferencia en el resultado reflejaba también la supremacía en el juego, aunque herido en su orgullo la T pudo descontar al menos para mejorar las estadísticas a través de Junior Arias. De todos modos, Racing logró tres unidades claves y se aseguró cerrar el año (a falta de una jornada) en lo más alto de la tabla.

Centurión pegó de entrada y abrió el marcador a los dos minutos del primer tiempo. (Fotobaires)
Lisandro López hizo el segundo de penal y el tercero con una definición extraordinaria. (Fotobaires)
 

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos