Poco y nada en Avellaneda. El equipo de Claudio Úbeda salió a la cancha sabiendo que Independiente había perdido en Tucumán, por lo que un triunfo lo dejaba como único puntero del campeonato, aunque no supo aprovecharlo.

En el Cilindro, Racing y Central Córdoba no tuvieron un gran desempeño, tuvieron pocos destellos de buen juego, casi no hubo ideas claras y empataron sin goles. De todas formas, el empate le sirvió a la Academia para quedar en la cima del torneo junto al Rojo.

Durante los primeros 15 minutos, si bien no hubo acciones concretas de gol, ambos equipos tuvieron algunas aproximaciones que pudieron convertirse en jugadas de peligro, pero que por mala decisión en los últimos metros terminaron en nada.

Con el correr de los minutos, la Academia comenzó a ser más protagonista en el partido, siendo el de mayor posesión durante la primera etapa. Durante ese lapso, el equipo de Claudio Úbeda tuvo algunas ocasiones para romper con la paridad en Avellaneda, sobre todo con las constantes subidas de su lateral izquierdo, Fernando Prado.

El zurdo se ofreció como una opción de pase en reiteradas oportunidades y pasó con fuerza al ataque, al punto de que fue el que inició la primera chance del partido, que terminó con un remate de Leonel Miranda a la altura de la medialuna del área, pero la pelota se fue por arriba del travesaño. Luego, Racing llegó por medio de la pelota parada, con un cabezazo de Darío Cvitanich que salvaron en la línea la defensa del Ferroviario.

La respuesta del visitante llegó de ese mismo tiro de esquina, con un saque rápido de Rigamonti para la izquierda, con Alejandro Martínez, quien llegó hasta el fondo para enviar un centro al área chica que conectó Lucas Brochero, pero Gabriel Arias evitó la caída de su valla de manera extraordinaria y sacó la pelota al córner.

Tras unos minutos donde el partido entró en una meseta, cerca del final de la primera etapa volvió a reaccionar la Academia, pero más con empuje que juego y no encontró un camino claro para volver a tener alguna oportunidad de gol. 

Ya en el complemento, Central Córdoba salió con otro ímpetu y tuvo algunas aproximaciones al arco local. El equipo del Sapito Coleoni adelantó líneas, robó varias veces en campo rival e intentó lastimar por los costados a la defensa de Racing y también por medio de la pelota parada.

Ante el mal momento, el Sifón realizó un par de variantes para que el local vuelva a tener la pelota, con los ingresos de Matías Rojas y Javier Correa, aunque no tuvieron un impacto en el partido. A medida que pasaban los minutos, daba la sensación de que la única forma de romper con la igualdad era de pelota parada, pero tampoco hubo precisión en esas jugadas y todo terminó en un pálido 0-0. 

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos