A tono con el hincha de Independiente, Ariel Holan disfrutó la actuación del equipo. El "bien, bien" se le escuchó en cada acción productiva de sus dirigidos y en los goles, aplaudió a rabiar. El entrenador se mostró feliz por la tarde redonda del Rojo, que sumó su segundo triunfo consecutivo en la Superliga. "Hicimos un gran partido. Tuvimos muchísimo fútbol y situaciones y lo plasmamos con un buen triunfo. La verdad esto me pone muy contento porque los futbolistas están dejando todo", arrancó diciendo el Profesor.

A la hora de realizar una síntesis de lo que vio en el campo de juego, habló casi al borde la emoción. "Hoy me hubiese gustado ver este partido en la platea con un habano y un whisky en la mano. Quiero llegar a casa y decirle a mi nieto 'esto es Independiente'", contó.

Y luego la remató con una frase contundente: "Ver jugar al equipo así me hace explotar el corazón de alegría".

Su alegría se vio completada por el gran encuentro de Fernando Gaibor, alguien a quien defendió a capa y espada de las críticas. "Gaibor anduvo muy bien, pero en realidad todos. El Puma hizo un gran partido; tuvo cuatro clara y convirtió dos. Una eficacia bárbara. También respondiron Campaña, Silva, Meza, Bustos, todos lo que llegaron el jueves después de sus viajes largos de sus selecciones. Hoy fueron todos unos leones", agregó.

Comentarios