La figura del mánager ha llegado al fútbol argentino para hacer las veces de interlocutor entre el entrenador y la dirigencia. Al mismo tiempo, se lo considera hombre clave a la hora de realizar las incorporaciones, por ser el consejero principal de los máximos popes. En muchos casos esta figura se ha ido potenciando con el tiempo, conformando una buena dupla junto al DT, con decisiones de uno y otro lado que terminaban pesando pero evitando los roces. Es decir, uno aceptaba una imposición pero en otra se imponía. Era una especie de compartir las decisiones y así hacer más llevadera la relación.

En Independiente se pensó que con la contratación de un secretario técnico se daría una buena convivencia entre el personaje entrante y el entrenador. Pero a diferencia de los demás clubes, ese manager fue elegido después que el entrenador mientras en el resto de los casos fueron las manos derecha de la dirigencia, las encargadas de elegir al orientador táctico.

Ejemplos, hay de sobra: Enzo Francescoli fue a buscar a Marcelo Gallardo; Nicolás Burdisso a Gustavo Alfaro; Juan Román Riquelme, en éste caso el 1 de un consejo de fútbol, a Miguel Ángel Russo; Diego Milito a Eduardo Coudet primero y a Sebastián Beccacece después; o Pablo Cavallero a Mauricio Pellegrino. En cambio en la parte roja de Avellaneda, Jorge Burruchaga llegó y tuvo que convivir con un DT que ya estaba: Lucas Pusineri.

Así, la guerra de egos se puso rápidamente en marcha, más allá de que en las reuniones hacían creer que se llevaban de maravillas. Sin embargo, este mercado desnudó las claras diferencias entre el manager, avalado por la dirigencia, y el técnico.

La relación entre Burru y Pusineri es cada vez más tensa.

Fue así que se han ido cayendo nombres que quería uno por el rechazo del otro, y así viceversa. Vale recordar que Pusineri quiso a Yeison Gordillo como número 5 y que Burru lo bajó. Y que el ex futbolista y entrenador pretendió traer a Walter Gularte, un marcador central uruguayo, y Pusi dijo no.

El caso más claro que demuestra las diferencias se dio con el arquero. La obsesión del DT era Álvaro Montero pero se lo bajaron, más allá de que llevaron a cabo las negociaciones. En tanto Burruchaga pretendía al arquero de River de Uruguay, de apellido Olveira. De más está decir que el autor del gol del último campeonato del Rojo a nivel local le bajó el pulgar.

Con tantas alternativas caídas, a Pusineri le contaron que sólo dos arqueros quedaban en competencia: Marcos Díaz y Sebastián Sosa. La dirigencia tiene acordado el sueldo con el ex Huracán y Boca pero el DT, que está decidido a mostrar su autoridad, pidió unos días para pensarlo. En Avenida Mitre 470 tenían la idea de que se iba a inclinar por el uruguayo. Por eso no les sorprendió cuando se comunicó telefónicamente con Burruchaga y le dijo sin ponerse colorado: vayan a buscar a Sosa.

Por más que no gustó, y llegaron a calificarlo de capricho, la dirigencia se puso en contacto co el arquero que en el último partido de la liga mexicana recuperó la titularidad en el Mazatlán. Sosa les hizo saber que no tendría inconvenientes en conseguir la libertad de acción y ponerse a disposición del entrenador que lo eligió.

¿Qué puso sobre la balanza Pusineri? Que Sosa está en actividad y Marcos Díaz no juega desde marzo pasado. Dicen que Burru está con una bronca que vuela, lo mismo que los dirigentes. ¿Le darán el respaldo necesario a su entrenador, cuyo vínculo con Independiente caduca a fin de año?Hoy, el DT le está ganando una dura pulseada al manager. ¿Habrá una nueva compulsa?

Comentarios

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos