Anunciado su retiro, allá por principios de enero, Rodrigo Mora comenzó a pensar en su partido despedida y en mayo le dejó un mensaje a los hinchas millonarios. "Le debo todo a River y a su gente, y por la forma que tuve que dejar el fútbol siento que falta algo, agradecer y despedirme dentro de la cancha. El dolor ya pasó y ahora pienso en poder despedirme de la gente", sostuvo el uruguayo meses atrás.

Y este sábado la gente le respondió. ¿Cómo? Copando el Monumental para regalarle una fiesta inolvidable. A partir de las 16, horario de apertura de puertas, los hinchas comenzaron a teñir el estadio con los colores rojo y blanco, camisetas de River con la 7 de Mora y muchas muestras de afecto y cariño expresadas con carteles y banderas dedicadas al uruguayo.

Una vez que los invitados empezaron a salir al campo de juego, Marcelo Gallardo y el Beto Alonso fueron reconocidos por los hinchas, pero obviamente la mayor ovación de la noche fue para Mora, quien se despidió como pretendía: rodeado del amor de 60.000 hinchas millonarios, quienes le agradecieron por su entrega y sacrificio.

Comentarios