Canchas plagadas de publicidad, torneos auspiciados por multinacionales, estadios que llevan nombres de empresas, abonos para ver a tu equipo por TV, clubes que se vuelven sociedades anónimas y hasta compañías que aseguran las piernas de los jugadores. Una infinidad de ejemplos que evidencian de que el fútbol se ha convertido, desde hace tiempo, en un negocio para muchos.

Actualmente, los pibes llegan a los clubes con un representante, les impiden jugar a la pelota en el barrio y piensan mucho en la fama, el dinero y salir con modelos. Posiblemente no sea lo más sano para la cabeza de un menor, pero tampoco podemos juzgarlos por formar parte de un mundo que mueve millones, convirtiéndolos en una especie de estrellas de rock.

Lejos de aburrirlos con informes sobre el negocio del fútbol, preferimos repasar, de la mano de algunos protagonistas, aquellos años un poquito más amateurs. Donde los chicos de las inferiores eran ellos mismos su único representante o quizás algún familiar que oficiaba como tal. Donde los pibes soñaban con la gloria y no con la fama. Tiempos en que se pensaba en el dinero para ayudar a la familia y no para hacerse millonario. Y no se ilusionaban en salir con modelos, sino en conquistar a la chica más linda del barrio. Por eso recordaremos, junto a la camada de Boca del '64, '65, '66 y '67, cuando se jugaba con otros valores.

Esta es la historia de un grupo de compañeros, colegas, amigos entre sí; de hombres que tienen la dicha de haber sido parte de la historia del club Boca Juniors. Algunos más recordados que otros, puede ser, pero ninguno pasó de largo sin dejar su huella en uno de los equipos más grandes de Argentina.

Depo mantuvo una amena charla con sus protagonistas.

Depo dialogó con Juan Carlos Andón, un implacable lateral de la generación del '65 que abraza con orgullo haber sido el último jugador de Boca que hizo un gol en el legendario predio de entrenamiento La Candela. Él fue quien nos contó que, desde hace tres años, más de 40 ex jugadores de Boca, se reencuentran para revivir en cancha aquellos años pintados de azul y oro.

Sí serán pintados que, entre este grupo de jugadores están por ejemplo: Roberto El Flaco Fornés, Fabián Perú Peruchena, Gustavo Tuta Torres, Juan Carlos Púrpura y Néstor Tessone, que en 1984, meses en que los jugadores del primer equipo de Boca estaban en huelga por salarios adeudados, "pusieron el hombro" y salieron a la cancha para protagonizar aquel recordado partido ante Atlanta, con camisetas blancas y números escritos a mano con tinta de fibra azul. Fue el día "del fibronazo". Ellos tres, junto con Walter Medina, Javier Franco, Rubén Manfredi, Marco Antonio Dos Santos, Jorge Latorre, Denny Ramírez y Gabriel Vales, fueron los protagonistas de ese partido cuando todavía jugaban en la 4ta división y entrenaban en el legendario predio que tuvo el Xeneize en San Justo, "La Candela". 

Peruchena, en diálogo con Depo, nos contó: "Era sábado, (7 de julio), trabajaba en la parrilla de mi viejo, tenía 18 años. Me tomé el colectivo hacia la casa de Fornés, en avenida San Martín y Chorroarin, y nos fuimos a caminar con unas amigas que vivían a la vuelta de lo del "Flaco". En eso, sentados en la vereda, aparece corriendo el papá de Fornés, diciendo que a mi viejo lo habían llamado de La Candela para que nos presentemos de forma urgente a concentrar. Tomamos tres colectivos (el 78 hasta General Paz, el 21 hasta Provincias Unidas, y el 55 a San Justo). Cuando llegamos, a las pocas horas, nos confirmaron que íbamos a jugar en la Primera de Boca".

El recordado partido.

Van por un sueño

Como ésta, hay cientos de historias que forman para de este grupo que, después de 30 años, se reencontró con un sueño: volver a jugar como lo hacían en "La Candela". "La idea es lograr que el club nos ceda una cancha por mes para poder juntarnos todos", comenta Gustavo Levine, generación del '65. Y agrega: "hay muchos jugadores que viven en Formosa, Córdoba, Mendoza, que se les hace muy difícil venir a jugar si es una vez al año. Nosotros, cada vez que nos juntamos, somos entre 35 y 40 muchachos".

Hoy Boca ya no entrena allí, sino que lo hace en el predio de Casa Amarilla, pegadito a la "Bombonera" (estadio Alberto J. Armando), o en el nuevo centro de entrenamiento en Ezeiza. Por eso, esta vez, esperan con ansias que sea Boca quien "les ponga el hombro", y les dé la posibilidad de reencontrarse allí, en cualquier cancha del club, tal como lo hacían a comienzos de la década del '80.

El equipo, en la actualidad.

Así son los encuentros, así vive la pasión que les dejó el fútbol hace más de 30 años. Ganas, compromiso, voluntad, deseo de verse, de juntarse; por deporte, por aquel fútbol que no les dio fama, pero les dejó valores: compañerismo, solidaridad y esas cosas que forjan la amistad, sin afán de dinero, "por amor a la camiseta".


Solidarios

Ellos no sólo se reúnen para compartir una tarde de fútbol y charlas, sino que además, organizan cruzadas solidarias, como la que llevarán a cabo el próximo sábado 8 de diciembre en la ciudad bonaerense de San Nicolás, de la mano Marcelo Acuña, otro colega que también formó parte de las inferiores de Boca allá por la década del ‘60, y que es presidente del club 12 de Octubre de esa localidad. Allí harán un partido para celebrar la inauguración de las luces del estadio, que lograron alcanzar con el esfuerzo de socios y vecinos de la zona. Pero también sortearán las camisetas del "Fibronazo" firmadas por sus protagonistas, con la más noble de las excusas, recaudar fondos para que el hijo de Juan José Peñaloza, (uno de los jugadores de la categoría ‘66, ) pueda tener por fin la silla de ruedas que tanto necesita.

Fornés. Firmando las camisetas del "Fibronazo" para sortear en San Nicolás.
Peruchena. Hace lo propio para la cruzada solidaria en el Club 12 de Octubre.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos