América de México e Independiente se encuentran en pleno conflicto por el pase de Silvio Romero, por el retraso del Rojo en una de las cuotas que debía pagar.

Ante esta situación, el club mexicano decidió directamente reclamar este conflicto ante la FIFA y en el escrito pide dar por caído el acuerdo por la falta de responsabilidad en el pago.

A pesar de esta situación, desde el club de Avellaneda continuaron abonando la transferencia y tan sólo le queda una cuota, que por el momento, está lejos de llegar a su fecha de vencimiento.

Lo que debe definir la entidad madre del fútbol mundial, siempre y cuando las partes no lleguen antes a un acuerdo, es si la institución presidida por Hugo Moyano debe pagar una multa e intereses por ese atraso, que sería alrededor de 200.000 dólares o si le da el visto bueno al pedido de Las Águilas.

Comentarios