No sólo encendió las alarmas el preocupante juego que mostró Independiente el domingo en La Paternal. La lesión de Fabricio Bustos también generó una gran preocupación en los últimos días, luego de hacer un mal movimiento, pisar mal en el campo de juego de juego del Diego Maradona y pedir el cambio producto del fuerte dolor que sufría en su tobillo.

En los primeros estudios que le realizaron se descartó una lesión ósea, el lunes se realizó otros exámenes más profundos y este martes se confirmó la gravedad de la lesión.

El defensor del Rojo padeció un esguince de ligamento lateral externo en el tobillo derecho y estará inactivo alrededor de entre 15 y 20 días, por lo que se perderá la revancha del próximo domingo ante el Bicho.

El parte médico también agregó que el resto de las estructuras del tobillo "se encuentran en óptimas condiciones" y este martes ya arrancó con los trabajos de recuperación que le demandaría alrededor de tres semanas.

"Pensé que me había roto todo. El dolor que sentí fue muy fuerte, no lo había sentido ni cuando me lesioné la rodilla. Cuando apoyé el pie se me trabó el tobillo y no miré la pelota", describió cómo se lesionó en La Paternal.

Y con relación a la jugada, sostuvo en diálogo con Fox Sports, que "no tuvo nada que ver con la lesión, cuando voy a rechazar me lo doblo yo solo, fue una jugada rápida". "Lo más importante es que no hay fractura. Vamos a ver de que grado es el esguince para poder meterle a la recuperación", finalizó.

Agradecimiento

Tras conocerse los resultados del nuevo parte médico, Bustos les agradeció a todos a través de su cuenta de Instagram. "Gracias a todos por el apoyo. Más fuerte que nunca", escribió en su red social sobre cómo afronta la situación y copió y pegó el parte oficial que notificó la cuenta oficial del club sobre su estado.

Comentarios