Bajo el hashtag #ExcursioParaMiEs, el popular club de Pampa y Miñones realizó hace unos meses un hermoso institucional dedicado a un ídolo como Patricio Roldán, en ocasión de cumplir 25 años en Primera. Un video de 43 segundos que puede verse por YouTube y donde el personaje en cuestión habla de su enorme amor por Excursionistas. "Fue el 3 de marzo de 1996, con Barracas Central en nuestra cancha. Entré perdiendo 2-1 y lo empatamos", rememora sobre su debut quien en un mes soplará las 44 velitas.

La pelota siempre al pie y la cabeza levantada, una característica de su carrera (Nahuel Ventura).

Aunque en ésta ocasión, el motivo del llamado de Crónica del Ascenso a quien con la Verde logró dos ascensos (2001 y 2016) fue el retiro. Un momento duro para todo futbolista pero que lo vive con tranquilidad pues, en definitiva, hizo lo que realmente quería. Es que fue casi una vida en el equipo de sus amores, salvo en un lapso de cinco años donde jugó en distintos clubes del sur del país (Bahía Blanca, Puerto Madryn, Trelew y Rawson además de Concordia).

-¿Qué tan dura es la decisión de dejar el fútbol?

-Es dura porque uno nace jugando al fútbol y gracias a Dios la pude prolongar y llegar a ser profesional. Es difícil porque es la vida de uno. Es levantarse temprano, encontrarse en un campo de juego y dejarlo de un día para el otro es como que se muere una parte de uno.

-¿Cuándo empezaste a evaluarla?

-Realmente el año pasado. A mi me gusta jugar y al tener menos participación creía que estaba llegando el momento de retirarme. Cuesta porque no es fácil decidir eso. Este año tuve la suerte de jugar mucho más, de ser partícipe, de cerrar una carrera jugando bien y siendo útil al equipo. Entonces decidí que era el momento.

-¿La pandemia influyó?

-Si. Fue casi un año perdido porque de marzo a diciembre no jugamos. Hemos perdido casi 30 partidos y yo realmente pensé que no iba a poder volver después de la pandemia. Entrenar en tu casa o no jugar era muy difícil. De todas maneras siempre tuve claro que quería retirarme adentro de una cancha. A la pandemia también la tomé como una forma de superarme y de decir: "yo me voy a retirar en un campo de juego".

-¿Qué te dejaron estos 25 años de carrera?

-Le dí mucho al club y el club me dió mucho a mí. El cariño, el agradecimiento de mucha gente que se ha sentido identificada como un hincha dentro de la cancha; el sacrificio de haber logrado lo que me propuse. Hubiese querido mucho más, pero haberlo logrado en Excursionistas fue lo que más me llena de satisfacción.

-¿Cuáles fueron tus alegrías y tus tristezas en el fútbol?

-En un club sufrido como Excursio, las alegrías han sido muchas en mi carrera pero también han sido pocas porque con tantos años de juego creo que podría haber conseguido más. Hemos tenido partidos importantes, históricos en Copa Argentina contra Gimnasia, con Huracán, con Boca. Le hemos ganado a Temperley, a Flandria en su cancha. Conseguimos ganar por penales, cosa que nunca había logrado el club. Los dos campeonatos. Y del otro lado hemos perdido finales, como ser en 2006 y 2010. Podría haber conseguido mucho más pero esto es fútbol y por algo pasan las cosas.

-¿Qué amigos te dejó este deporte?

-Uh, he tenido muchísimos compañeros y DT. Puedo recordar los últimos, sería injusto recordar a alguno en especial porque fueron muchos. Con Darío Carpintero nos seguimos viendo. Después, Diego Yanzi, Sebastián Ferreira, Ramiro Montenegro. No me quiero olvidar de ninguno porque de ese 2016 hay muchos. El Polaco Dellamarchesina ha sido un compañero bárbaro en su momento; Gustavo Molini. Mi ídolo era Luis Maidana. Con los primeros que nombré, sigo hablando. También lo hago con el Búfalo (Guillermo Szeszurak) que fue compañero y técnico mío. Pero no quiero ser injusto y no nombrar alguno que este momento rápido no se me viene a la cabeza. Porque de todos me llevo un poquito.

Asumió el cargo de Director Deportivo

Que se haya sacado los cortos y colgado los botines, no significa que se haya acabado su ligazón con Excursionistas. Por el contrario, Patricio sigue firme junto a su club, ahora en una función que le agrada.

-Seguís ligado al club...

Si, si. Siempre he trabajado para Excursionistas. Estando en el campo de juego lo hice porque soy hincha y así lo sentía. Mi pasión por el club así lo demandaba. Hoy, tener un cargo de Director Deportivo y poder seguir ligado al fútbol  es algo que agradezco. Quiero que sea de la mejor manera porque la idea es seguir creciendo.

-¿Es lo que querías o lo que te ofrecieron?

-Sinceramente me gusta esto de ser el nexo entre los dirigentes y el cuerpo técnico y los jugadores. Hoy nos toca el armado nuevo del plantel, decidir por un técnico y estar en la logística del día a día y cuando empiece el campeonato, en la de los partidos. Tengo hecho el curso de técnico, de manager, estaba haciendo el de coaching deportivo. Así que me especialicé o traté de agarrar herramientas para que no me agarre de cero esta función. Me gusta y la voy a encarar con la fuerza de siempre, esa que le puse a mi carrera futbolística.

-¿Algún día te gustaría dirigir o ser presidente de Excursio?

-De todas las funciones, algo me gusta. En cuanto al técnico, me puede llegar a picar el bichito de dirigir. Dirigente también me gusta. Me encantaría poder hacerlo. La historia la escribe uno y yo me preparo para que sea de la mejor manera.

Comentarios