De a poco, San Lorenzo se va armando. Desde que Jorge Almirón asumió se conoció que los refuerzos llegarían para encarar 2019 de una manera muy distinta a este año que se está yendo, en especial porque el Ciclón jugará la Copa Libertadores y será el objetivo principal.

Y entre Nochebuena y Navidad hubo noticias por Boedo. De las buenas... Federico Mancuello fue uno de los primeros nombres que sugirió el nuevo entrenador (que lo conoce, y bien, de su paso por Independiente) y todo indica que las negociaciones llegaron a buen puerto en estos días, porque estaría todo acordado para que el mediocampista llegue al club.

Por Mancuello, San Lorenzo le abonaría a Cruzeiro una cifra cerca a 1.500.000 dólares y se incorporaría en los primeros días de enero para iniciar la pretemporada.

Pero no fue la única buena noticia: otro que se acercó al Ciclón es el lateral por izquierda peruano Miguel Trauco, actualmente en Flamengo y sin demasiada participación en el equipo.

Por el integrante del seleccionado peruano (que jugó el Mundial 2018 bajo las órdenes de Ricardo Gareca) debería desembolsar 2.000.000 de dólares y prácticamente se retiraría del mercado de pases, siempre y cuando no se produzcan ventas. Sabido es que Gremio de Porto Alegre tiene interés en contar con Nicolás Blandi y haría llegar una buena oferta.

Hasta el momento, al plantel llegaron dos caras nuevas, las de los colombianos Gustavo Torres y Raúl Loaiza. Ahora se sumarían Mancuello y Trauco, a la vez que siguen insistiendo por el arquero Fernando Monetti, aunque en las últimas horas parece alejarse las chances de que se incorpore.

Comentarios