A partir de las complicaciones económicas que se perciben en el fútbol argentino, Banfield entendió que es momento de apostar a lo sentimental. Fue mediante esa vía como logró repatriar a Darío Cvitanich y Enrique Bologna, pero no se conforma: ahora sueña con Rodrigo Palacio.

El delantero que cumplirá 40 años en febrero y que actualmente milita en Brescia, fue clave en la discordia entre Inzaghi (entrenador) y Cellino (dueño del club). A partir de esta situación, el jugador analiza la posibilidad de dejar la Serie B para volver a su país natal, por lo que el "Taladro" se ilusiona con volver a tenerlo en el plantel.

Ya sin la velocidad supersónica que tuvo durante buen tramo de su carrera pero sí con la astucia y el oportunismo que siempre lo caracterizaron, podría ser clave en el equipo de Diego Dabove, quien en medio de las tratativas ya empieza a hacerle un lugar por si hay final feliz.

Comentarios