Ahora si se puede decir que Pablo Hernández es el cuarto refuerzo de Independiente de cara a la segunda parte del año. La oficialización se dio en horas de la tarde cuando el volante tucumano estampó la firma que lo convirtió en jugador del Rojo por tres años. Con todo en regla, el futbolista por el que tanto insistió Ariel Holan se sumará este jueves a la pretemporada del equipo, en el predio de la AFA en Ezeiza.

El presidente Hugo Moyano le da la bienvenida al Tucu.

Hernández, que llegó desde Celta a cambio de 1.400.000 dólares, se suma al conjunto de Avellaneda, que ya había incoporado al uruguayo Carlos Benavídez, el chileno Francisco Silva y Guillermo Burdisso

Independiente aún no se retiró del mercado de pases ya que el entrenador aguarda la llegada de un delantero a la vez que no se descarta una sorpresa en la defensa y el mediocampo.

Comentarios