Se cierra el círculo sobre la denuncia de abuso sexual que realizó una joven y que habría sufrido en una fiesta donde participaron, entre muchas otras personas, los jugadores de Vélez Ricado Centurión, Thiago Almada, Martín Lucero y Miguel Brizuela. Ahora, la Justicia ordenó la detención del DT Juan José Acuña, señalado como el autor del aberrante hecho. 

Tras la orden de captura que emitió la Justicia, fuentes del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires confirmaron que allanaron la casa del entrenador y que no lo encontraron. En el domicilio se encontraron con su mujer, que les dijo a los efectivos que al enterarse de lo sucedido había echado a su marido de la casa. De ese domicilio, los efectivos secuestraron ropa, cuatro celulares y un Chevrolet Onix.

Acuña es el acusado de abusar sexualmente de una joven en la fiesta.

Acuña, mencionado sólo por su apellido en la declaración testimonial de una amiga de la denunciante, tiene 42 años y mantiene desde 2010 una férrea amistad con Lucero, el delantero del Fortín que es el locatario de la casa del Barrio Camino Real de la localidad de Boulogne, partido de San Isidro, donde organizaron una reunión con al menos 20 personas pese a la prohibición en el marco del distanciamiento social preventivo y obligatorio.

El ahora prófugo se desempeñó como coordinador del fútbol juvenil de Defensa y Justicia  desde septiembre de 2010 y en ese club tuvo un interinato en el primer equipo cuando por entonces Carlos Ramacciotti dejó su cargo por malos resultados, en momentos en que el Halcón se encontraba en la Primera B Nacional.

Comentarios